Los mitos alrededor de los hidratos de carbono

Son la principal fuente de energía, evitarlos por completo provoca efecto rebote. La Lic. en Nutrición Luisina Pelaez explica porqué no hay que prescindir de ellos.



Son muchos los mitos que hay en relación al consumo de hidratos de carbono, especialmente en tiempos en que abunda la información sobre los alimentos. Por eso, la Licenciada Luisina Pelaez derriba algunos de ellos y explica por qué no hay que dejar de consumirlos.

Según la experta, el paladar se fue acostumbrando al consumo excesivo de hidratos, de grasas saturadas, de aditivos y a la abundancia de ultraprocesados, dejando de lado la comida casera. Eso, acompañado de una vida sedentaria lleva al sobrepeso y la obesidad.

Se cree que hacer dietas que excluyen las harinas es la solución para bajar de peso, pero según Pelaez, eso no es conveniente ya que los hidratos de carbono forman parte de gran cantidad de alimentos, muchos de ellos saludables y fuente de fibra, como los cereales integrales, las legumbres, las hortalizas, frutas y frutos secos. Para la experta, lo ideal es rever la calidad y la procedencia de los alimentos.

Los hidratos de carbono simples aportan energía de forma rápida para ser utilizada por el cuerpo y se encuentran en forma natural en la fruta, en la miel, en la leche, en el azúcar y en los productos refinados.
Los complejos están en alimentos que son fuentes de almidón como el arroz, el trigo y sus derivados, el mijo, la avena (entre otros cereales), la quinoa (pseudocereal), las legumbres, y raíces comestibles como la papa, la batata y la mandioca.

Según Pelaez, quitarlos de la alimentación por completo y realizar dietas que prometen milagros, altas en proteínas y poco adecuadas para cada persona provoca efectos rebote, ganancia de peso posterior, déficit de nutrientes y desequilibrio emocional, mientras que su consumo ayuda a mantener una cantidad estable de glucosa en sangre y es necesario para que el cerebro funcione correctamente.

La restricción genera deseo y siempre lleva a un consumo superior al que comeríamos si la relación con los alimentos fuera sana.
“Comer de forma consciente nos lleva a mantener ese equilibrio que el cuerpo necesita”, agregó Pelaez.

Lo que la especialista recomienda es mejorar la calidad de los alimentos, eligiendo versiones integrales, cocinando casero utilizando distintas variedades de harina, aumentando el consumo de legumbres (de tres a cuatro porciones por semana), sumando frutas y frutos secos y disminuyendo el consumo de azúcar y edulcorantes artificiales.

Receta:

Wraps de remolacha:

Ingredientes:
Harina integral 500g . Aceite de oliva 5 cdas.
Levadura fresca 5 g.
Sal 1 cdita.
Remolacha 1.
Agua 100 cc.

Procedimiento:
Hacer un puré con la remolacha hervida. Armar una corona con la harina y la sal. En el medio colocar la levadura y de a poco el puré. Amasar hasta formar un bollo. Dejar leudar y dividir en bollitos. Estirar cada uno hasta que queden finos (1 mm) para formar el Wrap. Cocinar vuelta y vuelta en una sartén bien caliente. Podés reemplazar la remolacha por el vegetal que mas te guste.

Seguí a Lunes saludable en Instagram:


Comentarios


Los mitos alrededor de los hidratos de carbono