Los salmones escapados de Chile no llegarán al Nahuel Huapi

Para Parques Nacionales, hay limitantes para el ingreso de ejemplares liberados en el Pacífico a la cuenca del Manso.



#

Salmo salar es el nombre de esta especie que, siendo del Atlántico, se cultiva en el Pacífico.(Foto: Archivo )

Los salmones de cultivo que fueron liberados hace dos semanas en el mar de Chile cuando se rompieron las jaulas que los contenían, no llegarán al parque nacional Nahuel Huapi y muchísimo menos al lago, aseguró Leonardo Buria, de la Delegación Técnica Regional del organismo. Hay barreras y limitantes naturales que lo impedirían.

Más de 600.000 ejemplares de salmones del Atlántico escaparon el 5 de julio pasado de las jaulas de la empresa Marina Harvest cuando un temporal destruyó las instalaciones. Estaban frente a la isla Huar, en el sur del seno de Reloncaví, la bahía que tiene en el sur la ciudad de Puerto Montt.

Te puede interesar: Preocupación por posible llegada de salmones escapados en Chile

Buria, que es doctor en Biología, dijo que “si bien es parte de la misma cuenca, hay limitantes para el acceso de los salmones” a los tramos altos del río Manso, que nace en el cerro Tronador y tras pasar por varios lagos, se dirige hacia al Pacífico. También el lago Puelo, con un recorrido menos sinuoso, termina llevando sus aguas hacia el Pacífico, en una zona mucho más cercana a la isla donde se produjo el desastre ambiental de la liberación de salmones con altas dosis de antibióticos.

En ese sentido, Buria dijo que las especies liberadas “puede tener acceso al lago Puelo, pero no esta temporada. Seguramente la empresa va a recuperar la mayoría, los pescadores artesanales también. El resto de la fauna se va a encargar”, apuntó Buria.

El lago Nahuel Huapi no está conectado con el Pacífico: sus aguas van por el Limay y por el Negro hacia el océano Atlántico.

El gobierno chileno pidió a los pescadores que no comercialicen estos peces y a los eventuales compradores, que no los adquieran. Podrían ser un riesgo para la salud.

de dólares mueve todos los años la industria de la salmonicultura en Chile, que se transformó en el segundo exportador mundial.

4.100 millones

463.000

de los más de 600.000 ejemplares que fueron liberados estaban en tratamiento con elevadas dosis del antibiótico florfenicol.

Datos

El gobierno chileno pidió a los pescadores que no comercialicen estos peces y a los eventuales compradores, que no los adquieran. Podrían ser un riesgo para la salud.

Comentarios


Los salmones escapados de Chile no llegarán al Nahuel Huapi