Los Títeres andariegos bajaron el telón

La edición número 18 cerró hace pocos días. Fueron 19 funciones en total en seis espacios distintos de la ciudad y de Dina Huapi. También hubo invitados de Colombia, Uruguay y España.

#

Los gigantes andariegos sumaron 3.000 personas en el desfile.

Hace pocos días cerró otra vez a pura fiesta una nueva edición del Festival de Títeres Andariegos. La cita anual congrega en esta ciudad a mucha de la buena producción en arte titiritero de la región, del país y también de reconocidos exponentes de otras geografías.

Pero esta vez el éxito no sólo se tradujo en la alegría contagiada y contagiosa de los artistas, sino también en los números de la taquilla.

Se realizaron en total 19 funciones a sala llena en seis espacios distintos de Bariloche y Dina Huapi. Además, del infaltable desfile de títeres gigantes por la calle Mitre -realizado el sábado 12- participaron unas 3.000 personas. Una prueba suficiente de que el festival, que va por su 18 edición, arraigó con fuerza en la cultura local.

Fabiana Carbajales forma parte del grupo organizador, La Andariega Producciones, y usó varias veces las palabras “simpleza” y “pasión” para definir el espíritu del festival.

Durante la charla que mantuvo con este diario para evaluar la edición 2018, Carbajales también resaltó la presencia inspiradora de Mónica Segovia, responsable y motor del festival desde sus inicios, quien falleció el año pasado.

Explicó que el desfile callejero con los títeres gigantes “es un evento muy querido y esperado por todo Bariloche”, que ayuda a visibilizar a decenas de escuelas, jardines y centros infantiles. Destacó que cada año participan “con mayor producción, dedicación y compromiso”.

Otra característica saliente de la cita anual de los Títeres Andariegos es su carácter internacional. Fabiana destacó que siempre se propusieron tener al menos dos elencos y tres espectáculos de otros países y este año cumplieron con creces, ya que participaron el grupo Sol y Burbujas, de Colombia, Títeres Cachirulo de España y Coriolis Compañía de Titiriteros, de Uruguay.

También presentaron obras otros grupos nacionales como Los Bufones, de Córdoba y Terráquea de San Martín de los Andes. El programa incluyó además un taller de dramaturgia, a cargo de los titiriteros españoles.

Fabiana destacó la fidelidad el público. Resaltó que “el títere no es exclusivamente para niños” y los adultos disfrutan de todas las funciones, no sólo de las que tienen destinadas especialmente.

“Esto es una rueda que nunca para y ya estamos viendo elencos para el año que viene”, aseguró.

La continuidad está asegurada, a pesar de las dificultades económicas y la escasez de apoyos oficiales siempre los tienen en jaque. Fabiana afirmó que el impulso que Mónica Segovia le otorgó al proyecto desde sus primeras ediciones “se mantiene muy vivo, y es una semilla que no se va a secar por una cuestión económica”.

En homenaje a Segovia y en coincidencia con el festival fue montada la muestra “Trama Andariega, los hilos invisibles de una trayectoria”, que permanece abierta hasta el 8 de junio en la sala Panozzi del Centro Administrativo Provincial.

El festival de Tìteres Andariegos se realiza cada año en los primeros días de mayo, siempre en el fin de semana posterior al 3, que es el cumpleaños de Bariloche. Segùn los organizadores, parte del secreto para hacerlo posible es en enlace con otros festivales como el de San Martín de los Andes, que permiten a los elencos armar “giras” y reducir costos.

El dato

“Lo que nos mueve es el amor y la pasión por este arte, y las salas a pleno son la mejor retribución”.

Fabiana Carbajales, organizadora del festival.

Datos

32
escuelas y organizaciones sociales participaron este año del desfile de gigantes. Un récord.
“Lo que nos mueve es el amor y la pasión por este arte, y las salas a pleno son la mejor retribución”.

Comentarios


Los Títeres andariegos bajaron el telón