Logo Rio Negro

Los vinos de Aniello hicieron cumbre en Bariloche

La bodega presentó sus varietales en una degustación en el refugio Roca Negra, en el cerro López.




En un entorno imponente en el cerro López, con su ladera nevada y el azul profundo de los lagos Nahuel Huapi y Moreno a sus pies, los vinos de la bodega rionegrina Aniello hicieron cumbre en Bariloche.

El refugio Roca Negra, dio la bienvenida a una degustación de vinos de la bodega de Mainqué, de la mano de su directora, María Cruz De Angelis, y Laura Reynoso, de Bliss representaciones, distribuidora exclusiva de bodegas Aniello en Bariloche.

Un Rose Pinot Noir fue parte de la degustación que ofreció bodegas Aniello en el cerro López, en Bariloche. Foto: Chino Leiva

La presentación incluyó la degustación de vinos de la denominación insignia de la bodega, 006, en sus varietales Merlot y Malbec, un Rose Pinot Noir y el original Trousseau, un vino único en Argentina, proveniente de Francia que se plantó en 1932 en la chacra a orillas del río Negro.

María Cruz De Angelis se mostró entusiasmada con la presentación de los vinos de Aniello en Bariloche y fue la anfitriona del evento en el refugio, rodeado de ventanales que dieron paso a un atardecer imponente el fin de semana previo al inicio de la Primavera, en el que también se dejó ver el vuelo de un cóndor en las alturas.

María Cruz De Angelis y Laura Reynoso, presentaron los vinos de Aniello en Bariloche. Foto: Chino Leiva

Maridaje

El maridaje con cada cepa fue pensado al detalle por el chef Richard Oyarzún, que cocinó para la ocasión en el refugio López, a casi 1.700 metros de altura, como lo hizo toda la temporada de invierno, y trasladó sus sabores con un toque original y con la exaltación de productos frescos para lograr una combinación perfecta en el paladar.

Fueron de la partida un bocado con salmón ahumado, escalivada en un soporte de tortilla de papas, empanadas de hongos recolectados en los bosques cordilleranos y de carne cortada a cuchillo, y para la hora dulce, mousse de chocolate con frutos rojos y merengue.

El chef Richard Oyarzún fue el encargado de maridar los vinos de la bodega Aniello en el refugio Roca Negra. Foto: Chino Leiva

Vinos

“La Patagonia es una región en auge para la vitivinicultura”,destacó De Angelis, quien valoró el crecimiento y la demanda de los vinos Pinot Noir, que en Aniello se elabora en cuatro versiones, entre ellas un exótico blanco

La presentación de los vinos de Aniello en el refugio Roca negra. Foto: Chino Leiva

La bodega, que fue fundada en 1927 y reciclada en 2013, tiene 55 hectáreas en las que se cultivan cepas de Malbec, Trousseau, Pinot Noir, Merlot, Cabernet Franc y Chardonnay. Por el clima desértico, con gran amplitud térmica, la conservación de los ácidos naturales de las uvas es una de las premisas que llevaron a encantar paladares en Francia, Estados Unidos, Brasil, Australia, Dinamarca, Rusia y Puerto Rico, donde se exportan los vinos producidos a solo 30 kilómetros de Roca.

Rose Pinot Noir, en el refugio Roca Negra del cerro López. Foto: Chino Leiva

Comentarios


Los vinos de Aniello hicieron cumbre en Bariloche