Maduro quiere más poder para “combatir la corrupción”

El gobierno venezolano prepara un paquete de medidas para endurecer las penas contra los delitos económicos contra el Estado, pero la oposición teme un nuevo sistema de represalias.



#

AP

Maduro busca medidas de radicalización política que apuntalen su control del chavismo, sostienen los analistas.

CARACAS (DPA).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro inistió ayer en su pedido de poderes especiales para legislar por decreto y elevar las condenas aplicadas a la corrupción a penas máximas, mediante la declaración de una ley de emergencia contra este delito contra el Estado. Sin embargo, el pedido ha desatado temores de que este mayor poder sea utilizado para una mayor represión y poder encarcelar a quienes se oponen a las políticas oficiales, en especial el líder de la disidencia, Enrique Capriles.

“Es necesario una emergencia legal, política, institucional pero sobre todo popular contra la corrupción”, dijo Maduro antes de una reunión con los candidatos del oficialismo para las elecciones locales del 8 diciembre.

En el acto, el gobernante recibió una promesa de respaldo de la bancada oficialista en la Asamblea Nacional (Congreso), que ostenta la mayoría en el foro legislativo unicameral, de parte de su presidente Diosdado Cabello.

Maduro cuestionó a la oposición por no mostrar interés en su llamado al combate contra la corrupción, acusándola de ser “cómplice” de quienes cometen delitos contra el dinero público.

“La oposición no tiene boca para hablar, porque tiene miedo. Yo llamo a una nueva ética cristiana, bolivariana, chavista para cambiarlo todo, para establecer nuevas reglas de juego. Para eso quiero una ley Habilitante (poderes especiales) y ver ley por ley para establecer normas rígidas que sirvan como normas pedagógicas y punitivas”, señaló.

Agregó que planteará aumentar a penas máximas las condenas por los delitos de corrupción, con lo que cualquier encausado por corrupción recibirá una pena de 30 años de cárcel, en lugar de cinco o diez.

Maduro puso como ejemplo los cargos formulados contra el ex gobernador de la región de Guárico, el exdirigente oficialista Luis Gallardo, quien está encarcelado por presuntos manejos irregulares durante su gestión.

En la Asamblea de 165 asientos, el oficialismo tiene una mayoría de 98 escaños contra 67 de la oposición.

El ex candidato presidencial y líder del opositor Primero Justicia (PJ), Henrique Capriles sostiene que detrás de la campaña del gobierno contra la corrupción está la intención de involucrarlo en manejos ilegales para encarcelarlo.

Varios dirigentes del partido opositor entre ellos dos diputados de PJ, Juan José Caldera y Richard Mardo, están acusados de enriquecimiento ilícito, en causas que adelanta la Fiscalía General, proclive al gobierno.


Comentarios


Maduro quiere más poder para “combatir la corrupción”