Acuerdo con el FMI: Manzur reafirmó los esfuerzos de Nación ante los empresarios

El jefe de Gabinete se reunió con el Grupo de los Seis en el encuentro anual del Cicyp. “Nosotros no estamos enamorados de ninguna medida, tenemos una aproximación pragmática a los problemas”, agregó.





Mientras las dudas sobre los pagos de la deuda crecen en el mercado, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, garantizó ante empresarios que el Gobierno buscará «por todos los medios» un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”. 

Durante una reunión en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), el funcionario garantizó que se trabaja «con seriedad y responsabilidad» para llegar una renegociación de deuda.

«Estamos haciendo todos los esfuerzos para que las autoridades de los organismos acepten un acuerdo que nos permita continuar con este proceso de crecimiento económico que hemos comenzado», señaló.

Dijo que “ordenar este problema, resolverlo y concluirlo llevará tiempo”. «Conscientes de las complejidades, vamos a trabajar para lograr la consistencia macroeconómica que es necesaria para un desarrollo sustentable”, aseguró.

El evento


Manzur y otros enviados del presidente Alberto Fernández estuvieron este jueves cara a cara con el Grupo de los Seis, la cúpula del empresariado argentino, debatiendo sobre la recuperación económica, las tensiones, los acuerdos y desacuerdos, las previsiones de cada uno y, principalmente, sobre cómo se puede hacer para lograr consensuar un camino que genere un crecimiento sostenido a la Argentina, con reducción de la inflación, el desempleo y la pobreza.

Acompañaron Eduardo «Wado» de Pedro, ministro del Interior; y Gustavo Beliz, secretario de Asuntos Estratégicos, que llegaron al lujoso hotel porteño Alvear para participar del encuentro anual del CICyP. La entidad es presidida por Daniel Funes de Rioja, también presidente de la UIA. Allí estaban los líderes de las Cámaras de Comercio y de la Construcción, de la Asociación de Bancos, la Sociedad Rural y la Bolsa de Comercio.

Hubo sonrisa y elogios cruzados. Pero todas las tensiones por los desacuerdos, de una u otra manera, estuvieron a flor de piel. En la voz de Funes de Rioja, el empresariado reclamó “previsibilidad” a la gestión Fernández. La respuesta la dio Manzur, quien en otras palabras les pidió que reconozcan la crisis que dejó el macrismo, el impacto de la pandemia y que los períodos de crecimiento se han dado durante gobierno justicialistas.

“Hoy estamos viendo buenas señales, a la vez que prestamos atención a los problemas. Sí, hay luces rojas, amarillas y verdes. Tenemos que poder verlas absolutamente a todas. A veces parece que, en esta grieta, algunos solo ven las luces rojas y otros, solo las verdes. Tenemos que verlas a todas”,

instó Manzur.

Y dijo que el Gobierno está trabajando en un enfoque integral para luchar contra la inflación, entendiéndola como un fenómeno complejo, multicausal, que no se resuelve con ajuste fiscal. “Operan sobre la inflación la falta de consistencia macroeconómica, como también los incrementos de precios de bienes y servicios en el mercado internacional”, añadió.

Llamó a reflexionar que el impacto de la pandemia afectó a la economía mundial, que lentamente va volviendo a ordenarse. “Nosotros estamos navegando en esta situación con una economía debilitada por el alto endeudamiento y eso explica la adopción de medidas muchas veces de controles temporarios de precios. Lo que buscamos es poder asegurar el acceso de la población más vulnerable a una canasta de productos mínimos, esenciales”, enfatizó Manzur.

Funes de Rioja agradeció la presencia de Manzur en el evento. (Gentileza).-

Bienvenida, elogios y reclamos


Funes de Rioja había abierto el evento. Dijo que era una reunión de gente que pertenece al Cycip, que no es solo un nucleamiento de negocios o afinidades, sino que hay una larga historia de una comunidad de visión, de preocupaciones, de agenda, para una Argentina integrada a la región y al mundo.

A partir de ahí, la preocupación permanente por la realidad argentina, por el diálogo, por la construcción, enfatizó el empresario. Por eso, dijo Funes de Rioja, fue un “honor” que Manzur asista al evento, que volvió a ser plenamente presencial en un hotel porteño después de la pandemia de Covid-19. Y hablándole a Manzur, expresó que la estrategia del empresariado es tener un país en el que se viva en el marco de la ley, con normas de convivencia en una sociedad plural y heterogénea.

“Verdaderamente también hemos sufrido muchos altibajos en nuestra vida política, ya desde la Colonia. Pero hoy nos une la vocación por un país mejor, porque este suelo y sus recursos naturales se transformen en producción y trabajo, agregamos valor y tengamos la capacidad de exportar”, expresó el empresario.

Por ello, reivindicó el “rol y la voz” de la iniciativa privada, pero dijo que también asume la responsabilidad histórica por los “errores cometidos”, principalmente quienes son dirigentes. “Asumimos que, mirando para adelante, todos debemos tener conciencia de encontrar un sendero común, al que podemos llamar políticas de Estado”, afirmó.

En ese sentido, agregó que las Políticas de Estado le darán previsibilidad al país. “Yo creo, doctor Manzur, que previsibilidad es una de las cosas fundamentales que nos preocupa, que nos convoca y por la cual estamos muy interesados en escucharlo”, remarcó Funes de Rioja.

En ese sentido, dijo que los empresarios son conscientes de la responsabilidad que implica conducir un país que tiene que afrontar problemas de deuda externa y de deuda interna, particularmente en lo social. “Y nosotros creemos que el camino es el crecimiento y verdaderamente estamos convencidos de que se puede dar”, afirmó.

Resaltó la experiencia de Manzur en la gestión, dado que ha sido gobernador, ministro de Salud de la Nación y ahora jefe de Gabinete. Y se mostró agradecido con la presencia del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro y del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

La respuesta de Manzur

“Estamos empezando un nuevo tiempo en el país. Dios mediante, estaremos transitando posiblemente la última etapa de esta pandemia”, dijo Manzur y se mostró preocupado por la situación de la pandemia en el resto del mundo, dado que se están observando rebrotes de Covi-19. Pero aclaró que, por el elevado nivel de vacunación en el país, se espera “pasar una época invernal en cierta tranquilidad”.

Manzur destacó las decisiones del Poder Ejecutivo durante la pandemia. “Esto no solo fue correcto desde el punto de vista médico sino también estratégico de cara a los años que vienen. No sabemos bien qué va a pasar en el mundo, pero sí que estamos protegidos con altos niveles de vacunación y que contamos con un sistema sanitario fortalecido”, dijo.

El funcionario señaló que la Argentina no ha sido ajena a las consecuencias “catastróficas” que el Covid-19 causó en todo el mundo. “La decisión del Presidente, compartida por mí, de priorizar la vida tuvo enormes costos políticos. Eso lo sabemos muy bien, pero nos coloca también en una posición de fortaleza para enfrentar los desafíos que tenemos como Gobierno y como sociedad”.

Agregó que el Gobierno está ahora, después de las elecciones legislativas, retomando los objetivos que se planteó el Presidente al comienzo de su gestión y que quedaron entre paréntesis producto de la pandemia. “El Presidente gobernó sin pandemia sólo 99 días, el resto fue gestionar la crisis, defender la vida, asistir a los enfermos, a las empresas y a los trabajadores, que ya venían castigados”, enfatizó.

Los ejes de la nueva etapa del Gobierno se pueden encontrar y entender fácilmente, según el jefe de Gabinete. En ese sentido, señaló el Consejo Económico y Social y el Consejo Público-Privado para la Promoción de Exportaciones en el ámbito de la Cancillería como dos “hitos” en una política que se aspira “a fortalecer y dinamizar”.

Deudas enormes


Manzur dijo que la dirigencia política tiene “una deuda enorme” con la sociedad, porque desde hace muchos años, décadas, se padece el estancamiento con solo unos pocos breves períodos de crecimiento. “Aspiramos en esta gestión a establecer bases sólidas para un desarrollo económico, como bien lo decía Funes de Rioja, que sea previsible y sustentable, pero yo le agregaría con inclusión social efectiva, con un horizonte para todos”, expresó.

Por eso, indicó el funcionario, el Gobierno promueve una “alianza sólida” del Estado con el capital y el trabajo, como modo de construcción de un sistema económico, que fortalezca el crecimiento, incremente la productividad, aumente la competitividad y asegure la justicia social. “Es imperioso pensar juntos el futuro de la Argentina y acordar el qué hacer, pero también el cómo hacerlo”, agregó.

También sostuvo que el Gobierno tiene como objetivo la “sustentabilidad macroeconómica y social”, además de una agenda ambiental. En esa línea, apuntó que el Gobierno tiene claro que “el capitalismo es el modelo más eficiente para el desarrollo de la economía y de nuestras energías productivas, pero también sabemos que tiene su tendencia hacia la concentración, lo cual limita muchas veces la distribución de estos beneficios”.

Por eso es “necesario un Estado sólido y regulador” que sostenga los “equilibrios necesarios” y a la vez “estimule los procesos de inversión orientados a promover la innovación, a crear empleo y a aumentar las exportaciones”. Y destacó la “alta responsabilidad” de las organizaciones sindicales, que han tenido un rol clave durante la pandemia.

“Nosotros no estamos enamorados de ninguna medida, tenemos una aproximación pragmática a los problemas. Sabemos que hay medidas que fueron necesarias para hacer frente a esta crisis sanitaria, social y económica. Pero sepan que nunca desalentaremos los mecanismos para promover el comercio y las exportaciones”, añadió.

El funcionario aclaró que el Gobierno quiere promover las exportaciones, pero no por ello descuidando el mercado interno. Habló del desplome en el valor de las empresas, aunque adjudicó esto a la crisis macroeconómica que se inició durante la gestión de Mauricio Macri. Afirmó que el Gobierno busca un acuerdo con el FMI para despejar la incertidumbre. Y aclaró que salir de la “complejidad del presente” llevará tiempo.

Al gobierno le preocupa, dijo Manzur, que el comercio exterior del país está creciendo en forma exponencial, pero con “menos productos”, a pesar de la diversificación de mercados en la que se ha avanzado en los últimos años. “No fuimos nosotros los que impulsamos la primarización de la economía, queremos avanzar en las cadenas de valor de todos los sectores”, agregó.

El funcionario llamó a hacer una “sólida y firme alianza” entre los empresarios, los trabajadores y el Estado. “Hay algunas veces, y lamento esto, que un sector pequeño del empresariado no entienda que el justicialismo es un movimiento que siempre está del lado de la producción y el trabajo”, se quejó Manzur. Y expresó su deseo porque eso cambie.

Javier Álvarez, corresponsalía Buenos Aires 

Comentarios


Acuerdo con el FMI: Manzur reafirmó los esfuerzos de Nación ante los empresarios