Maratónica sesión por el presupuesto en Diputados

Buscaban además la prórroga de cuatro impuestos para que no caiga la recaudación.



#

El proyecto de presupuesto 2010 que trataban anoche prevé un crecimiento del PBI del 2,5% y una inflación del 6,1%.

Pocos días después de la sanción de la ley de comunicación, el kirchnerismo encaraba anoche otra batalla clave en el Congreso.

La cámara baja debatía al cierre de esta edición la ley de presupuesto 2010 y la prórroga de una serie de impuestos vitales para la recaudación que vencen a fin de año. También discute la suspensión de la ley de responsabilidad fiscal que restringe el endeudamiento de las provincias.

El proyecto remitido por el Ejecutivo, prevé un crecimiento del PBI del 2,5 por ciento, una inflación del 6,1 por ciento y un dólar promedio a 3,95 pesos.

A su vez, como parte del mismo paquete, pero en proyectos separados se debatía la prórroga de los impuestos a las Ganancias, Ganancia Mínima Presunta, Bienes Personales, al Cheque y al precio final de venta de cigarrillos.

La sesión comenzó poco después del mediodía con la defensa del presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el kirchnerista Gustavo Marconato, que condicionó la recaudación del año próximo a que se prorroguen los impuestos y a que se deje sin efecto la mencionada norma.

“Estos impuestos no sólo financian a la administración nacional, sino también a la seguridad social y son un fuerte componente de la masa coparticipable. No es un elemento menor la duración de su vigencia”, planteó, en alusión a los impuestos a las Ganancias y a la Ganancia Mínima Presunta. Otros impuestos que vencen el 31 de diciembre son Bienes Personales y de Créditos y Débitos Bancarios (impuesto al cheque).

Marconato puntualizó que por esos impuestos se recaudarán 88.923 millones de pesos y que ese monto representa el 33,6 por ciento del total de la recaudación “pura” prevista para 2010 y el 25,1% de la “recaudación tributaria total”.

“No aprobar estas prórrogas significa no tener impuestos, significa no poder discutir distribución y no tener recursos para solventar gastos que estamos destinando a servicios sociales en el país, además de que puede producir déficits fiscales”, ahondó.

El apuro de la Casa Rosada marca los tiempos de la discusión parlamentaria. El gobierno aspira a tener el paquete de leyes sancionado antes del 10 de diciembre, cuando se producirá el recambio legislativo.

El diputado de Proyecto Sur Claudio Lozano anunció que votará en contra del proyecto al considerar que aumenta “el cuadro de regresividad e injusticia” en cuanto al reparto de recursos.

Fernanda Reyes, de la Coalición Cívica (CC), criticó que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, mantenga la facultad para mover partidas para gastos corrientes. Pese a las quejas de la oposición, el gobierno pretende no sólo que esa prórroga se extienda, sino que tampoco está dispuesto a ceder de esa recaudación más fondos a las provincias el año próximo. A cambio de silenciar los reclamos de los gobernadores, el gobierno está dispuesto a dos concesiones: uno, renegociar las deudas que la Nación tiene con las provincias y suspender la vigencia de la ley de responsabilidad fiscal.


Comentarios


Maratónica sesión por el presupuesto en Diputados