“Mareas del Golfo”, un símbolo del cambio real de Las Grutas

Desde hace un tiempo, el balneario Las Grutas se ha transformado en mucho más que en un lugar de descanso, playas extensas y mar cálido. Considerado uno de los mejores sitios para vacacionar durante el verano argentino, la perla rionegrina del Golfo Azul es ya un lugar atractivo para instalarse durante todo el año.

La desarrolladora Aspa entendió que algo hay en la vida y la historia de Las Grutas. Nuevos proyectos comerciales e industriales comenzaron a traccionar desde el corazón mismo del balneario, y muchos de los que antes eran visitantes en temporada, ahora la eligieron para vivir y trasladaron su domicilio a las que son consideradas entre las mejores playas de Sudamérica.

Aspa quedará grabada en la memoria colectiva por aportar al diseño urbanístico con este proyecto inmobiliario de envergadura. Mareas del Golfo se levanta en un sector estratégico, a dos cuadras de donde rompen las olas y la vida parece siempre mucho más placentera.

Dos torres de 12 niveles y un multifacético centro comercial cambiaron definitivamente la fisonomía del lugar, para ofrecerle por sobre todas las cosas algo que era necesario y se pedía con insistencia: variantes y variables para los paseos en familias, las escapadas de tardecita, las salidas nocturnas.

¿Por qué surgió esta necesidad de cambios en materia de infraestructura?

Ocurre que Las Grutas es desde hace décadas un destino elegido por los veraneantes de la región. Claro, en los últimos años ese perfil local experimentó una transformación, y el balneario rionegrino traspasó esas fronteras regionales para instalarse en el imaginario colectivo nacional de aquellos que buscan aguas cálidas, sol y arenas extensas.

Eso sí, la localidad necesitaba un cambio profundo, una modernización infraestructural para dar el salto definitivo y meterse entre las playas top del país. Era necesario comenzar a posicionarla como algo más que una localidad de verano.

Mareas del Golfo es más que un complejo de torres con departamentos de 1, 2 y 3 dormitorios, penthouses y comodidades exclusivas (balcones con parrillas, piscina, solárium, GYM, SUM, parque, microcine y juegos infantiles). Es más que el Open Mall bautizado “Paseo de las Torres”, construido en 7 módulos comerciales con 36 locales en 2 niveles, espacios verdes, elevador automático y escalera mecánica.

Es mucho más que todo eso, que es mucho, porque su construcción es un hecho simbólico para Las Grutas, que ofrece opciones y eleva su categoría en el concierto de los destinos turísticos. No muchos lugares turísticos pueden darse el lujo de contar con la presencia de Leo Perazzoli, el chef internacional que apostó por el balneario rionegrino para instalar Del Azul, paraíso de la comida marítima. Y la carta de bondades turísticas se amplió a partir de la apertura de Lola Café &Bar, con su variedad de tragos inigualables; se potenció a partir de la apertura de San Matías Propiedades en el Open Mall, sitio para asegurarte hospedaje del exclusivo; y llegó al calificativo de inédito cuando se transformó en realidad el primer parque submarino acuático, escenario supremo para experimentar con Cota Cero la práctica de buceo y el avistaje de fauna marítima.

Y, por sobre todas las cosas, es mucho más que eso porque la aparición de Mareas del Golfo termina de redefinir el perfil de esta localidad: no sólo es lindo veranear en Las Grutas, también es maravilloso vivir allí.

Elegí hoy tu lugar junto al mar. Hacé click acá.


Comentarios


“Mareas del Golfo”, un símbolo del cambio real de Las Grutas