Más de 20.000 personas en Plottier pidieron justicia por el femicidio de Cielo López

Compañeras y profesores recordaron su simpatía, dulzura y preocupación por los demás. Quería terminar la secundaria y conseguir un trabajo. La hermana, Melisa, dijo: "lo único que quiero es saber quién y por qué lo hizo".



Una movilización nunca vista en la historia de Plottier pidió justicia este lunes para Laura Brisa López, la joven de 18 años a la que todos conocían como Cielo y que apareció muerta el domingo a la mañana junto al río Limay en la zona de China Muerta, a 15 kilómetros del centro de la ciudad.

Fueron más de 20.000 personas las que caminaron en silencio, por momentos aplaudiendo, y acompañaron a la familia en este momento duro. La marcha hizo colapsar el tránsito en la multitrocha de la Ruta 22 y hasta las comunicaciones se saturaron en el horario pico, alrededor de las 20.

En tanto la investigación registra pocos avances. Hasta ahora no se sabe la causa de la muerte, no hay sospechosos y el equipo de fiscales no tiene en su poder el arma utilizada por el o los autores para agredir el cuerpo con un desprecio que no registra antecedentes en la provincia.

Así recuerdan a Cielo

Las velas fue otra forma de iluminar el reclamo en la calle. Foto Oscar Livera

Quienes conocieron a Cielo la describieron durante la marcha como una joven feliz, dulce, tierna, que luchaba por cuestiones de género y ayudaba a otras mujeres.

Fabiana, su profesora de Contabilidad en el CPEM8, dijo que el jueves, último día que se la vio con vida, no la notó diferente.

Pero Tomás Retamal, profesor de Cívica, relató que le llamó la atención que “se sentó al fondo” y lo habitual era que “solía sentarse siempre con alguien en el medio del aula”.

Agregó que “tenía cara de preocupación y no habló con nadie”. Había faltado a clase y presentó un certificado por laringitis.

Lo que más amaba era a su sobrino y a su hermana”

Araceli Bastías, amiga de Cielo.

Su amiga Araceli Bastías aseguró que “nunca la vamos a olvidar por lo buena que era, por lo atenta, estaba en todo. Siempre intentaba solucionarte todo, si no podía se ponía mal. Ella estaba estudiando re bien”. Agregó que “lo que más amaba era a su sobrino y a su hermana”.

También contó que Cielo “quería terminar la escuela y trabajar”.

Respecto de su estado de ánimo los últimos días, señaló que la joven “nos contaba todo, pero nunca nos dijo de un alerta o algo así. Tampoco nos dijo si se sentía acosada o se sentía presionada por alguien”.

Araceli indicó que Cielo “luchaba por las otras mujeres. Hay que tener mucha fuerza en estos momentos”.

En tanto Fabiana profesora de Historia, la definió como “una persona muy dulce, súper empática, con una inocencia que no se ve en los adolescentes. Tranquila, sencilla, tenía mucho sentido de cumplimiento de las tareas, se esforzaba mucho”.

Impacto político

Miradas. El impacto del caso en la agenda política se reflejó en la conferencia de prensa.

El femicidio de Cielo López tocó fibras sensibles y provocó una conmoción social que tuvo repercusiones políticas.

El gobierno decretó un día de duelo y movió sus alfiles: mandó a los ministros Juan Pablo Prezzoli y Vanina Merlo, junto con el jefe de Policía Rubén Tissier, a hablar en una conferencia de prensa junto con el fiscal general José Gerez. Las caras eran elocuentes.

Gerez también acusó recibo y formó rápidamente un equipo liderado por uno de sus mejores investigadores, Agustín García, secundado por dos fiscales del caso.

“Estamos conmovidos ante un hecho brutal, que tenemos que investigar y que tenemos que esclarecer para darle una respuesta a la sociedad, particularmente a la familia de la víctima”, dijo Gerez y anticipó que la investigación se manejará con “hermetismo” para garantizar su avance. Dio unos pocos datos y anunció que la información la manejará García.

Cuatro femicidios

Los femicidios fueron recordados en la marcha de Plottier.

El femicidio de Cielo fue uno de los cuatro ocurridos el fin de semana. También el domingo pero en la localidad bonaerense de Chascomús encontraron el cuerpo de Navila Serena Garay, de 15 años. Estaba desaparecida desde hacía cinco días.

El sábado, una enfermera de un hospital público de Santa Fe fue encontrada asesinada a golpes y maniatada en una vivienda del norte de esa ciudad, y por el femicidio la Policía detuvo a la expareja de la víctima. María Cecilia Burgadt, tenía 42 años y trabajaba en el Hospital Provincial José María Cullen, donde había sido vista por última vez al retirarse el viernes por la tarde tras cumplir su horario de trabajo.

Por último, una mujer que había sido quemada por su exmarido en marzo pasado falleció el domingo como consecuencia de las secuelas de ese hecho y ahora la justicia cambió la carátula del caso de “lesiones graves en contexto de violencia de género” a “femicidio”. Se trata de Vanesa Evangelina Caro, de 38 años.


Comentarios


Más de 20.000 personas en Plottier pidieron justicia por el femicidio de Cielo López