Más de 200 empleados, financiamiento y obras, ejes en la transición de Neuquén

Se realizó el primer encuentro entre los equipos de Horacio Quiroga y Mariano Gaido. Buscan sacar a la luz detalles de la actual administración antes del traspaso de mando.



El primer encuentro se realizó en el Salón de Acuerdos.  Foto: Prensa Municipal

El primer encuentro se realizó en el Salón de Acuerdos. Foto: Prensa Municipal

La estructura orgánica de la municipalidad y el personal en condiciones de pasar a la planta permanente fueron dos de las “claves” que solicitó conocer ayer el equipo enviado por el intendente electo, Mariano Gaido, a la primera reunión de transición con la gestión saliente de Horacio Quiroga.

Los representantes de quien será el nuevo jefe comunal de Neuquén capital a partir de diciembre dialogaron ayer durante una hora con la comisión elegida por el actual intendente y se fueron con el compromiso de que esa información estará disponible el martes que viene, cuando se produzca el segundo encuentro entre las partes.

“Fue una reunión muy positiva. Los seis representantes de Gaido expusieron las necesidades que tienen. Nosotros vamos a ir preparando los informes de gestión de cada área que contiene la estructura municipal y se detallará lo que cada área hace y va a hacer”, explicó el secretario de Economía, José Luis Artaza, quien aseguró que el Municipio “está abierto a abrir las cuentas y mostrar todos los números”.

En números

$2.716
millones fueron los recursos que ingresaron al Municipio en el primer semestre del año, un 33% de lo presupuestado.
$241,8
millones recaudó en el período por el cobro de patente, la principal tasa.

21%
de los gastos presupuestados por el municipio se ejecutaron hasta abril un porcentaje menor de lo que ocurrió con los recursos.

Los equipos se encontraron ayer a las 10 en el Salón de Acuerdos de la municipalidad y se mostraron predispuestos a un diálogo sin las estridencias políticas de la campaña. Desde ambos lados evaluaron que la reunión tuvo buenos resultados y que llevará “tranquilidad institucional” tanto al intendente saliente como al que entrará a fin de año.

“Hemos comprometido un orden de funcionamiento. Nos vamos a reunir todos los lunes a las 10 y ya se están empezando a producir los informes por las distintas áreas municipales. En la próxima ya vamos a contar con alguno: lo que tiene que ver con obras, el personal, la planta orgánica y un par de informes más de la Sindicatura Municipal y del IMPS”, indicó el concejal Alejandro Nicola, quien actuó de vocero de Gaido en el encuentro.

La necesidad para el intendente electo de conocer en detalle la estructura orgánica del municipio responde a que debe ocuparse de seleccionar los perfiles que necesitará en su equipo, un cálculo que se estimó en alrededor de 200 cargos de planta política. Por otro lado, en el Movimiento Popular Neuquino quieren saber cuántos son los empleados que están en condiciones de pasar a la planta permanente y controlar si ello redundará en un mayor gasto salarial del que administra ahora la gestión de Quiroga.

Artaza señaló a este diario que hay personal con ingreso entre 2011 y 2017 que podría reunir los requisitos, aunque aclaró que evaluarán “cuánta gente está en condiciones y exactamente cuántas pasan. Van a pasar con la categoría mínima y la mayoría de esa gente hoy está ocupando cargos. No existe ningún tipo de costo, lo que hacemos es regularizar un tema que ambos candidatos habían planteado en campaña de la gente que está hace mucho tiempo pero no regularizada”, afirmó.

Los enviados de Gaido también solicitaron precisión sobre las obras en marcha y su financiamiento, especialmente aquellas cuyas licitaciones saldrán en los próximos dos meses. Entre las pedidas, se incluyó la obra del canal Necochea y las incluidas en el plan de mejoramiento de barrios del Promeba y las que comprometa Nación.

Las reuniones se repetirán todos los lunes a las 10 -a excepción del próximo por ser día no laborable- para coordinar la entrega de información por áreas y visitar las oficinas. El resultado último de esos encuentros debería ser un informe final consensuado sobre el estado del municipio que gestó la era Quiroga.

Los contratos pendientes, otro tema clave para la nueva gestión

La gestión que inicie el 10 de diciembre Mariano Gaido se planteará como una de sus prioridades la firma de los contratos de concesión para regular los servicios de CALF y el EPAS, aunque las negociaciones se encuentran en grados de avance diferentes.

Según explicó ayer el concejal Alejandro Nicola, la más avanzada es la firma para el servicio de agua y saneamiento, ya que “está el marco regulatorio aprobado desde el 2011 y la propuesta de contrato de concesión que se elaboró en su momento entre ambas partes en el Concejo Deliberante”.

“Al margen de que tiene dos años y habrá que pegarle una nueva leída, está bastante avanzado”, indicó.

El modelo de contrato ingresó a principios de 2018 y uno de los motivos que impidieron que la gestión de Horacio Quiroga accediera a firmarlo fueron la planta de empleados y la representación obrera en el directorio de la empresa estatal.

En cuanto al de servicio eléctrico, Nicola recordó que el marco regulatorio está en tratamiento en la comisión de servicios y evaluó que “es muy probable” que pueda ser aprobado antes del cambio de gestión. “Hay tres propuestas, las hemos analizado con aportes de instituciones, CALF y la Municipalidad. Creo que podemos avanzar en firmarlo y a partir de ahí seguir con el contrato de concesión que no es más que ajustar las obligaciones y derechos de cada parte a lo que dice el marco regulatorio”, explicó.

El presupuesto se debatirá entre dos gestiones

El actual secretario de Economía de la municipalidad, José Luis Artaza, presentará su propuesta de presupuesto en el Concejo Deliberante el 31 de octubre, aunque ese plan de recursos y obras probablemente no sea el que se ejecute el año que viene, cuando Mariano Gaido asuma la intendencia.

Ayer el funcionario indicó que el proyecto tendrá “la impronta de Pechi, como corresponde” y respetará la distribución de gastos que viene haciendo la gestión y que implica destinar un 35% a obra pública y un 31,9% a los salarios del personal.

El de este año se ubicó por encima de los 8.049 millones de pesos y Artaza anticipó que, para el del año que viene, se le agregará a ese monto un 35% más, por lo que podría rondar los 11.000 millones.

La ordenanza presupuestaria suele aprobarse en diciembre durante las últimas sesiones del año, lo que abre la posibilidad de que se debata con la nueva gestión y composición legislativa.

El contador y exconcejal Fernando Schpoliansky, quien participó ayer como uno de los integrantes de la comisión de transición de Gaido, consideró “lógico que el nuevo intendente le dé su impronta porque es su plan de gobierno, pudiendo modificarlo antes de que se apruebe, en diciembre”.

El jefe comunal entrante podría solicitar cambios en la asignación de partidas, incorporar nuevas obras o bien reorganizar los gastos por secretaría si es que cambia la estructura actual del gabinete.

Según los últimos números publicados por la municipalidad de Neuquén, hasta abril se ejecutaron gastos por 1.692 millones de pesos, un promedio del 21% de lo previsto para todo el año. Esto podría implicar la subejecución de algunas partidas o bien un ritmo lento de desembolsos, a excepción de algunas áreas como la secretaría de Gobierno y la intendencia, que ya habían ejecutado en los primeros cuatro meses del año entre un 48% y un 44,97% de sus presupuestos.

En el área de recursos, en el primer cuatrimestre ingresaron 2.716 millones de pesos, un 35% del total presupuestado para el año. Unos 1.000 millones fueron por coparticipación provincial y regalías.


Comentarios


Más de 200 empleados, financiamiento y obras, ejes en la transición de Neuquén