Más de un millón de animales se mueven en la veranada neuquina

Desde el Ministerio de Producción aseguraron que el número se mantiene casi sin cambios en los últimos diez años. Ocho de cada diez son caprinos. La trashumancia experimentó cambios. Ya no se trasladan las familias completas y algunas utilizan camionetas y camiones para mejorar la logística. 



Se trata de una actividad ancestral que algunos intentan preservar tal como la aprendieron de sus padres y abuelos.

Se trata de una actividad ancestral que algunos intentan preservar tal como la aprendieron de sus padres y abuelos.

Los crianceros de la Provincia retornan desde marzo de la zona de veranada y otros aún siguen en la actividad que se extiende hasta mediados de mayo. Desde el ministerio de Producción precisaron que más de un millón de animales se mueven en la trashumancia y que la cifra se mantiene sin fluctuaciones en los últimos años. Si se observan cambios en una porción de los productores con la incorporación de nuevos hábitos en la realización de esta práctica ancestral.

“Son más de un millón de animales que se mueven y son más de 1.500 productores. Es en la zona centro- norte y hay trashumancia vertical y horizontal”, indicó Amalia Sapag, subsecretaria de Producción.
La última década la actividad fue sufriendo modificaciones. La funcionaria indicó que “antes iba la familia completa y ahora va una persona y por ahí va acompañado con alguien de la familia”.

La subsecretaria sumó que incluso algunos lo hacen junto al transhumante “en vehículos con la carga de todo lo necesario que es para la veranada y también va preparando los lugares donde se va a almorzar o dormir (los alojos)”. Otra novedad es el uso de camiones para el traslado.

En números

821.000
cabezas caprinas se movilizan en cada veranada, representando casi el total del stock de la especie.
1.500
productores propietarios de animales se trasladan por las de la veranada a la invernada y viceversa.

Aclaró que estas diferencias con años anteriores ocurre solo en una parte de los crianceros y hay “una discusión entre los más pegados a las tradiciones y otros que lo ven como una cuestión más cómoda“.

Los últimos datos disponibles, relevados en 2015 por Senasa, describen que en la provincia los movimientos de animales por veranada fueron de 81 mil cabezas de bovinos (representa menos de la mitad del total de la especie), en ovinos 110 mil cabezas y en caprinos alcanzó 821 mil cabezas abarcando casi el total del stock de la especie.

En los meses de noviembre, diciembre y enero es el momento en que se dirigen los productores hacia la zona de veranada. El pastoreo en las áreas de invernadas va desde noviembre hasta mayo. La subsecretaria de producción señaló que este año comenzó antes en la zona centro y luego fue en los cooredores de zona norte.

Por el arreo en esta época del año recomiendan a los automovilistas circular con preocupación.

La trashumancia es una práctica histórica, cultural y socioproductiva que realizan sobretodo pequeños productores. La veranada en la provincia se da en tierras de mayor altitud y pertenece a zonas de precordillera y cordillera.

El traslado de los animales de las zonas de invernada a veranada permite la recuperación del pastizal natural que es la principal fuente de forraje para el ganado y preserva el agrosistema.

Recomendaciones para los que circulan por la zona de arreos

Desde la subsecretaría de Producción se aconseja a los automovilistas que circulen por las zonas de arreo que bajen la velocidad en los tramos de las rutas por donde se encuentren los arrieros con sus animales y también piden evitar los bocinazos y otros ruidos molestos.
Además recomiendan que los conductores esperen el cruce de los animales evitando así el desvío del ganado o la interrupción prolongada de su marcha para contribuir a la prevención de accidentes y a preservar esta actividad.
La Ley 3.016 garantiza el derecho de las familias trashumantes a transitar con su ganado por las huellas de arreo, para trasladarse de las zonas de invernada y veranada.


Temas

Neuquén

Comentarios


Más de un millón de animales se mueven en la veranada neuquina