Neuquén: Dónde voto para las elecciones de concejales

Maxi Morales se reinventó para seguir reinando en el Tetratlón de Chapelco

El Correcaminos se mostró feliz con su nueva conquista en San Martín de los Ándes.




Maxi Morales disfruta de su nueva victoria en la 34 edición del Tetra de Chapelco. Gentileza.

Una lesión y las restricciones por la pandemia de Coronavirus aparecían como un posible final para su campaña deportiva, aunque eso no sucedió y 18 meses después Maxi Morales demostró que sigue vigente con su notable victoria en la 34 edición del Tetratlón de Chapelco.


A Morales le tomó mucho tiempo recuperarse de la lesión que sufrió en el último Tetra de la Manzana, pero nunca bajó los brazos y ni siquiera el aislamiento por el Coronavirus le hizo cambiar su objetivo de seguir reinando en una de las pruebas extremas más importantes de Sudamérica.


El pasado sábado, después de 4h 45m 28s, ratificó su vigencia con la sexta victoria, la quinta en fila, en la legendaria prueba que se cumplió con largada y llegada en Chapelco, con un rendimiento impecable que le permitió ganar con comodidad, porque sus principales rivales no pudieron impedir que siga siendo el rey del Tetra.


Pasaron 25 años desde la primera vez que el Correcaminos disputó su primer Tetra de Chapelco, una prueba que lo cautivó y a la que no faltó nunca más, siendo una de sus prioridades al momento de planificar su temporada.


Morales estuvo acompañado por buena parte de sus afectos en una prueba que fue muy especial en su extensa campaña y que no dudó en destacar que “se convirtió en uno de los Tetra más duro en los que participé”.

P- ¿Después de tu sexta victoria en el Tetra de Chapelco llegó el retiro?
R- No, para nada. Si la pregunta es por el tiempo que estuve sin actividad, nunca pensé en retirarme.Es cierto que nada será como antes de la pandemia, pero pienso seguir, tengo nuevos desafíos por encarar.

P- ¿No te pesó la responsabilidad de ser uno de los principales candidatos”
R- Para nada, porque tengo claro que no hay un Tetra igual a otro. Es una prueba que te come, por lo que me preparé durante muchos meses en Las Grutas, donde encontré un lugar ideal para entrenar.

P- ¿Cómo fue la prueba, porque tuvo algunos cambios en su recorrido, el más importante el de la llegada?
R- Me sorprendí de entrada. El esquí no es mi fuerte, pero lo hice muy bien. En el mountain bike, a pesar de que hubo mucha nieve, avancé bastante, pero esperaba estar más cerca de los líderes Fabricio Stocchetti y Facundo Romera. Me las arreglé bien en el kayak, en un lago complicado muy complicado, y en el pedestrismo estuve en gran nivel.

P- ¿Cuando te diste cuenta que podías lograr la victoria?
R- En la parte final del kayak. Primero lo pasé a Stocchetti y en el cierre lo alcancé a Romera. Incluso charlamos unos segundos y seguí. Salí del agua en el primer lugar, creo que eso fue determinante, porque si bien el running estuvo complicado porque había mucha nieve, mantuve mi ritmo.

Morales se sorprendió con su rendimiento en la parte de esquí. Gentileza.

P- ¿Cuál es la fórmula para su vigencia, que te permitió seguir reinando en el Tetra del Chapelco?
R- No hay recetas mágicnas. La constancia para entrenar, casi siempre solo, como lo hice en Las Grutas. Empezaba muy temprano, con las primeras luces, remar en el mar fue muy importante, por citar algo que me ayudó.

Los Morales, papá Maxi y su hijo Máximo, en la llegada de la prueba. Gentileza.

Morales reconoció que “en los últimos metros de la prueba me pasaron cosas fuertes, logré algo tremendo. Lo tuve presente a Gustavo Muñoz, una de las figuras de las pruebas combinadas que superó una enfermedad, de otros amigos”.
El triunfo se lo dedicó a Vicky, su compañera de la vida, a sus hijas, a la familia, amigos, auspiciantes y a Andrés Medina, al que comentó que “lo entreno desde hace mucho, afrontó su primer Tetra y lo completó. Me ayudó mucho”.


Acerca de cómo seguirá su campaña, Morales reconoció que “a mis 44 años, cada conquista tiene más significado. Voy a seguir, pero privilegiando las pruebas en las que voy a participar. Si se volviera a disputar el Ironman de Hawai me gustaría estar, pero será muy difícil en lo económico.

Maxi impuso su jerarquía para seguir siendo el dueño de la legendaria prueba en San Martín de los Ándes.


Morales confesó que “no tengo forma de agradecerle a la gente, tanto en San Martín de los Ándes, ni bien terminó en Tetra, como a mi regreso a Roca, me hicieron sentir un cariño que emociona y reconforta, valió la pena el sacrificio”.


Comentarios


Maxi Morales se reinventó para seguir reinando en el Tetratlón de Chapelco