Meses después de su muerte descubrieron que era inocente

Sucedió en Bariloche. La mujer juraba que no tenía nada que ver con el asesinato de su ex marido. No le creían y se suicidó. Ahora se sabe que decía la verdad.



#

La muerte de Cipriano Alsina se produjo en un departamento del barrio Ada María Elflein, en Bariloche. (Foto archivo)

Río Negro

BARILOCHE (AB)- Emelinda Quijón no mató a su exmarido Cipriano Alsina. Así lo estableció la investigación que se tramitó a partir del homicidio del hombre y que desvinculó a su exmujer. Por eso, el juez de Instrucción Ricardo Calcagno dictó el sobreseimiento de la mujer que había sido imputada en el hecho. El magistrado declaró en la resolución que el proceso penal que involucró a la mujer “no afecta el buen nombre y honor de que hubiere gozado”. El sobreseimiento llegó cuatro meses después de que la mujer resolviera quitarse la vida a finales de diciembre pasado, informaron fuentes judiciales. El fallo recién trascendió esta semana a partir de una consulta de “Río Negro”. Calcagno dictó la resolución a finales de abril pasado y nadie la impugnó. Por eso, la causa se reservó a finales de octubre último hasta tanto aparezcan nuevos elementos de prueba que reactiven la investigación para identificar al autor del crimen. Por lo pronto, el homicidio de Alsina sigue impune. Las fuentes recordaron esta semana que antes de tomar esa decisión, Quijón dejó una carta donde consignó que no soportaba la idea de que sus familiares más próximos sospecharan de ella. Allí, negó cualquier tipo de vinculación con el crimen de su exmarido. Quijón y Alsina hace doce años que estaban separados, pero convivían bajo el mismo techo en el departamento 59 del edificio 5, en el barrio Ada María Elflein de esta ciudad. Pero cada uno hacía su vida. El crimen de Alsina ocurrió la madrugada del 13 de diciembre del año pasado. Quijón encontró a su exmarido asesinado en su dormitorio y le faltaban 2.000 pesos, que había cobrado horas antes, un celular y una libreta, informaron entonces fuentes con acceso a la investigación. La mujer pidió ayuda a sus vecinos y, luego, explicó a los investigadores que había estado en el casino y cuando regresó descubrió a su exmarido asesinado. El dato llamativo es que el departamento estaba ordenado. El hombre murió como consecuencia de varios golpes en la cabeza con un cenicero de piedra, estableció la autopsia. Con el transcurso de los días, las sospechas salpicaron a la mujer y el fiscal Eduardo Fernández la imputó y pidió su indagatoria, que no se alcanzó a hacer. Ayer, las fuentes recordaron que la investigación corroboró la versión de la mujer. Las filmaciones del casino constataron que Quijón estuvo en el horario indicado en la sala de juegos. La mujer declaró que antes de salir del domicilio le había dejado la comida en el horno a Alsina y esa información se constató. Se tomaron quince declaraciones y tres por vía exhorto, se hicieron estudios de ADN y no surgió ningún elemento que incrimine a la mujer. Dos semanas después del homicidio de Alsina, la mujer resolvió quitarse la vida. La hallaron la tarde del 27 de diciembre en su habitación. La autopsia estableció que la muerte se produjo por un disparo con un arma de fuego.


Comentarios


Meses después de su muerte descubrieron que era inocente