Messi y Mbappé integran una sociedad que rinde en el PSG

Las dos estrellas fueron decisivas en la victoria del equipo francés en la Champions League.





Messi y Mbappé se entienden cada vez mejor en el PSG, siendo responsables de la difícil victoria frente al Leipzig. Gentileza.

Todo parece indicar que está cada vez más firme la sociedad entre Lionel Messi y Kylian Mbappé, dos de las figuras que tiene el París Saint Germain que permitieron que el poderoso equipo francés diera vuelta un partido complicado y lograra ayer la victoria frente al Leipzig, por 3 a 2, en la tercera fecha de la Champions League.

Tanto Messi como Mbappé demuestran su buena sintonía en la cancha, con momentos de brillo y con gestos que reflejan la buena relación que existe en la intimidad del vestuario entre el mejor del mundo y uno de los que está llamado a ser su heredero.

El primer momento de conexión, al margen de algunos chispazos durante el partido, fue cuando el partido estaba realmente complicado para el PSG. Estado 2 a 1 abajo, un error en la defensa del Leipzig le dejó la pelota servida al delantero Mbappé, quien dejó atrás a su rival más cercano y le dio el pase a Messi, quien definió para el empate.

Messi fue a buscar la pelota para reiniciar rápido el partido, pero antes señaló a Kylian como principal responsable del gol y le dedicó una frase bien argentina como fue un “Vamos, carajo”. Mbappé respondió con un abrazo.

Eso no fue todo. A los pocos minutos, otra vez el 7 apareció con espacio y pocos rivales en frente. Enganchó de izquierda a derecha y, cuando ingresó al área, fue derribado por lo que el árbitro cobró penal. Mbappé miró enseguida a Leo y lo señaló, ofreciéndole el remate aunque la jugada había sido suya. El 10, que lleva la 30, la picó.

Lio Messi fue uno de los grandes responsables de la nueva victoria que logró el PSG en la Champions League. Gentileza.

Sobre el final, Messi devolvió gentilezas y, ante la infracción sobre Hakimi en el área que sancionó el árbitro a instancias del VAR, le dejó la pelota a su compañero de delantera, ante las ausencias de Neymar, Di María e Icardi. El francés tomó el balón pero le pegó fuerte y alto, por lo que su remate salió desviado.

Mbappé y Messi fueron decisivos para que el PSG diera vuelta el partido con el Leipzig, que se complicó más de la cuenta hasta que aparecieron los dos cracks del equipo francés. Gentileza.

La sociedad rinde. Messi marcó tres goles desde que está en el PSG, todos por Champions League y en los tres casos la participación de Mbappé fue vital. Imprescindible, para ser más exactos. Tanto en el gol ante el Manchester City como en el primero ante Leipzig, el francés fue quien le dio la asistencia a Leo, que definió de primera en ambas oportunidades.


Comentarios


Seguí Leyendo

Messi y Mbappé integran una sociedad que rinde en el PSG