Mucho más que asfalto: Nación logró dos votos clave con una obra para Río Negro

La confirmación de la repavimentación de las rutas 6 y 8 precedió a la definición del proyecto de Bienes Personales en el Congreso.





No hay dudas sobre la importancia de la obra de recuperación y mejoramiento de las rutas provinciales 6 y 8 en Río Negro. Pero el anuncio y la foto difundida ayer por el gobierno nacional y por los voceros de los senadores Alberto Weretilneck y Martín Doñate encierran un mensaje que va mucho más allá que la confirmación de un proyecto vial para conectar el Alto Valle con la Región Sur y la zona cordillerana.

La reunión del ministro del Interior, “Wado” De Pedro, con el exgobernador y con el senador del Frente de Todos tuvo otros protagonistas.

Del otro lado de la mesa estaban los diputados nacionales Luis Di Giacomo y Agustín Domingo, de Juntos Somos Río Negro, además del peronista Pedro Dantas. Precisamente, los mismos representantes rionegrinos que un par de horas después votaron a favor del proyecto del oficialismo nacional para modificar las reglas del Impuesto a los Bienes Personales.

Sin el acompañamiento de los integrantes del flamante bloque Provincias Unidas -integrado por Di Giacomo, Domingo y el neuquino Rolando Figueroa- el gobierno de Alberto Fernández hubiese sumado en el Congreso una segunda derrota resonante en menos de una semana.

Dantas (FdT), Di Giacomo y Domingo (Juntos), en la reunión de ayer con el ministro De Pedro.

Es evidente que esa debilidad fue advertida por Weretilneck. Por eso, la renovación de las rutas 6 y 8 aparece como primera cuota de la contraprestación que el gobierno nacional se dispuso a ofrecer para lograr los avales de Juntos en Diputados.

De no ser así, no se explica por qué De Pedro no hizo el anuncio junto a la gobernadora, Arabela Carreras o algún otro integrante del Poder Ejecutivo rionegrino. Es un proyecto de obra pública y formalmente no requiere de intervenciones decisivas de legisladores nacionales.

Hay otro dato singular: la repavimentación de los caminos provinciales fue diseñada durante el gobierno de Weretilneck y la audiencia pública obligatoria que impone el BID antes de aprobar el préstamo fue liderada por Domingo, el 27 de mayo del 2019.

El exministro de Economía pudo sacarse la espina, por un plan millonario que se anunció con mucho ímpetu pero que en los últimos dos años había avanzado muy poco.

Ahora bien, la jugada no sólo involucra a Nación y al oficialismo rionegrino.

También es notoria la amabilidad en el trato entre Weretilneck y Doñate, senador que hoy tendrá un difícil examen cuando el PJ provincial analice en Sierra Colorada el resultado de las elecciones del 14 de noviembre.

Los dos parlamentarios difundieron hace diez días gestiones conjuntas para solucionar problemas a policías rionegrinos retirados y ayer coordinaron el anuncio de los avances para lograr los 28 millones de dólares que se necesitan para las rutas 6 y 8.

Hay mensajes hacia diferentes direcciones en esa cercanía.

Doñate avisa al sorismo y al resto del peronsimo que los embates por la derrota electoral reciente deberían parar, si el objetivo es llegar unidos y con chances de ganar los comicios provinciales del 2023.

Por su parte, Weretilneck se mueve en uno de los juegos que más disfruta: influye en la vida de los partidos opositores y -liberado de tensiones dogmáticas- construye a futuro, sin preguntar qué carnet de afiliación tienen los que llegan a su despacho a proponer un acuerdo.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Mucho más que asfalto: Nación logró dos votos clave con una obra para Río Negro