Mucho más que esquí

El complejo barilochense es un centro de actividades de montaña con 1.200 hectáreas de laderas nevadas que ofrecen un variado menú para jugar en la nieve, divertirse en familia y disfrutar del paisaje andino.

Deslizarse en la nieve haciendo snow tubing sobre grandes y coloridos gomones inflables es la máxima diversión del invierno. Se recorre una pista que garantiza adrenalina y diversión a grandes y chicos. La pista de snow tubing es un recorrido de 100 metros para vivir toda la emoción de un vertiginoso descenso, desde el parador Conexión hasta la Estación Intermedia en Princesa II. Los mayores de seis años pueden utilizar los tubing individualmente, mientras que los menores de esa edad deben ir acompañados por un mayor de 18 años.

En el mismo sector, Catedral cuenta con un parque de trineos increíble, un espectacular recorrido por las laderas nevadas que parte desde la plataforma ubicada bajo el parador Conexión, en la estación superior del segundo tramo de Princesa, con una estación intermedia para subir enseguida y seguir jugando.

Para quienes buscan adrenalina y diversión, una empresa especializada en travesías alternativas ofrece la posibilidad de pasear por sectores alejados de la montaña en motos de nieve o cuatriciclos y degustar exquisitos platos regionales en una cálida cueva natural totalmente acondicionada.

“Conjugamos calidad y servicio”, aseguran los propietarios de La Cueva, la empresa que se encarga durante todo el año de ofrecer tours diferentes para el público más intrépido. El paseo sale en diferentes momentos del día y la noche desde la base y llega, por un sendero exclusivo, hasta los 1.400 metros de altura donde se encuentra un sofisticado living construido en el interior de una gran caverna. Durante la travesía se recorren bosques de lengas junto a guías especializados y se hacen paradas en miradores naturales. Una vez que se arriba a la cueva, los turistas degustan auténticos sabores patagónicos que van desde repostería artesanal por la tarde hasta una tabla de ahumados y salmón rosado con teriyaki de frutos rojos en la cena, entre otras exquisiteces elaboradas en horno a leña.

Durante el día, las excursiones tienen una duración de 50 minutos y parten entre las 9 y las 15. Por la noche, se organizan a las 16:30, 19 y 22, con una duración dos horas y media. Se recomienda ropa y calzado de montaña. Más información en www.lacuevacatedral.com.

En la temporada 2013 y por segundo año consecutivo, las snowbikes son una propuesta diferente y original que conquista a grandes y chicos en el cerro Catedral.

La actividad se desarrolla en un circuito especialmente diseñado en el sector Plaza de la montaña, donde amigos y familias realizan competencias al estilo slalom.

Las subidas y bajadas se extienden por más de una hora y son especiales para divertirse en grupo durante la visita a la montaña.

El equipo es muy fácil de usar y gracias al ancho de la tabla que poseen las snowbikes los usuarios se deslizan de manera estable y segura.

La propuesta es sólo para mayores de 11 años, quienes al momento de comprar su pase reciben un casco y una charla introductoria sobre los modos de uso y las normas de seguridad.

Caminar sobre la nieve tiene sus secretos. Bien lo saben los pueblos como el esquimal, que transcurren su existencia sobre el blanco manto que cubre sus tierras. Su sabiduría ancestral ha desarrollado técnicas que aquí, del otro lado del globo, podemos aplicar para disfrutar del mágico encanto de la nieve y hacer de una caminata una experiencia única e indescriptible. Esa es la propuesta de Snowshoes Experience, actividad a cargo de los expertos de Esencia Travel que ofrece una especial vinculación con la montaña.

Todos los días, cuando el tiempo lo permite, se organizan salidas para grupos de hasta 16 personas que parten desde la telecabina Amancay, a unos 1.600 metros sobre el nivel del mar, donde la altitud y las temperaturas detienen el crecimiento de los bosques. Desde allí los participantes son equipados con raquetas especiales, reciben una breve charla instructiva y, bastón en mano, al mando de un guía de montaña, emprenden un paseo por senderos entre árboles centenarios cubiertos de líquenes, con el espectacular escenario del valle y la vista gloriosa de las montañas y los lagos que rodean el centro invernal. El paseo lleva hasta el exclusivo “eco lounge” de Esencia, donde un blend de té patagónico y galletas caseras amenizan la charla y ayudan a recuperar fuerzas para continuar la travesía.

Al caer la tarde, cuando las sombras cubren rápidamente las laderas nevadas, es la ocasión para vivir una experiencia diferente: la caminata a la luz de la luna. El silencio amplifica los sonidos; cada crujido, el roce de las raquetas sobre la nieve, las respiraciones… crean una atmósfera indescriptible. El “eco lounge” ofrece refugio a los excursionistas y el brindis acompaña una picada gourmet para templar los espíritus.

Los paseos pueden contratarse en las boleterías de Catedral Alta Patagonia o por el teléfono (0294) 154355222.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora