Mundo casilla: vacaciones sobre ruedas

En motorhome, cámper o de arrastre, pasar unos días lejos de casa se vuelve <br />una aventura donde se disfruta del camino, no sólo del destino elegido. Acá todo lo <br />que tenés que saber para vivir una experiencia distinta.





1
#

2
#

La cantidad de camas, la variable más importante.

3
#

Mini pero con todo. Una casa integrada con el conductor.

4
#

El motorhome se hace a medida, según el vehículo con que se cuenta y las comodidades necesarias.

5
#

Las casillas de arrastre son las más económicas. Hay de diferentes tamaños y confort.

6
#

7
#

8
#

9
#

“No es un paseo, es una forma de vida... Pensá que hay viajes que pueden llevarte más de dos años”, dice Carolina Verkuyl en su paso por Roca con destino a Ushuaia. Y sin dudas sabe de lo que habla. Su camino al fin del mundo no es nada más ni nada menos que el inicio de la travesía que la llevará hasta Alaska.

Y uno no termina de entender que alguien pueda pasar dos años al volante, durmiendo cada noche en el cámper que lleva sobre su 4x4.

P- ¿Cuánto tiempo te llevará el viaje?

R- No lo tengo pensado –dice elevando los hombros–. Sólo sé que hay que llegar en verano a Alaska (de junio a agosto) y, como los tiempos no me van a dar para llegar en el 2018, estimo que será en el 2019. Y después volver.

Pero no es la única que pasa sus días en una casilla rodante. Es un modo de viaje que las familias eligen cada vez más, aseguran los que se dedican a comercializarlas. Y parece ser verdad: ayer, esperando para cruzar la Ruta 22, vi pasar dos casillas de arrastre y un motorhome, en sólo un par de minutos.

“Con un solo viaje que hagas, por muy corto que sea, ya no podés parar”, destaca Danilo Díaz mientras nos muestra un motorhome de lujo que la empresa de su familia está armando en su galpón de J. J. Gómez.

Y es bueno aclarar que no necesariamente hay que hacer una gran inversión para probarlo. Algunos lugares, además de vender casillas rodantes, las alquilan. Y entonces suele ocurrir que después de alquilarlas “se las quieren dejar. Le encuentran el gusto, se sienten bien y la compran”, explica Leandro Vázquez, integrante de una firma que arma, alquila y vende en General Roca.

¿Qué es lo primero que debemos tener en cuenta al comprar una casilla? Cuántas personas deberán dormir y qué uso le van a dar, explica Chistian “Kiru” Lust, porque en Bariloche “ocho de cada diez no las usan para viajar sino para andar por los campings de acá. Van al lago Gutiérrez, al Steffen; van hasta Villa La Angostura o los Siete Lagos”. Y son distintos los requerimientos que las viajeras, ya sea en materiales como en equipamiento, por lo tanto difieren también los precios, agrega.

Pero, ¿cualquier auto puede llevar una casilla? “Ahora son más livianas. Una de 3,50 metros pesa unos 580 kg, así que con un motor 1.4 naftero la tirás bien”, cuenta Adrián Díaz, de Roca, a un potencial cliente. Y cada vez la aventura parece más accesible.

P- ¿Necesitás mucha plata para viajar así? –le preguntamos a Carolina, nuestra amiga viajera.

R- No, hay diferentes maneras de viajar. Además se puede ir trabajando en el camino. Básicamente sería el combustible, que en el resto de los países es más económico que en la Argentina, aunque tampoco hago tantos kilómetros al día. Después duermo y cocino en el cámper. También compro la comida en los lugares

donde comen los mismos habitantes, que suele ser muy económica. Esos son los únicos gastos, que de última es lo mismo que necesitás en tu ciudad .

P- ¿Se hace difícil en algún momento?

R- En estos viajes te das cuenta de que uno puede vivir con poco, que uno tiene cosas innecesarias. Sí es salir de tu zona de confort, pero no es difícil, para nada. Son aprendizajes.

Y como después de tantas charlas parece menos descabellado y el entusiasmo se transmite, acá estoy también yo, a punto de salir a la ruta en una casilla alquilada. Ya les contaré a la vuelta...

Las claves para viajar seguros

“No es peligroso. Hay que tener cuidado, sobre todo en las ciudades grandes, pero en todos los países se puede pasar y transitar, excepto Venezuela, que está complicado”, cuenta Carolina Verkuyl, que ya anduvo por Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia. “Todos los que viajan van comentando en grupos de Facebook y de Whatsapp y eso ayuda un montón”, agrega.

Y así, el secreto es ir consultando en esos grupos los lugares seguros. Por ejemplo en Viajeros por América, que en su mayoría van en vehículos, se pasa muy buena información sobre situaciones de frontera, lugares inseguros, dónde conseguir gas o agua para recargar, mecánicos de confianza... “Se puede consultar y siempre hay alguien que vivió algo parecido y puede ayudarte, sobre todo en el tema seguridad, porque el resto uno va haciendo su ruta, totalmente libre y nadie te puede decir cuál es la manera correcta”, remata Carolina.

Requisitos para

circular en la ruta

Patente 101, que se coloca en la parte trasera de la casilla seguida del número de dominio del vehículo que la lleva.

Seguro adicional por la casilla rodante. El básico es contra terceros y se contrata por los días de uso como un agregado al seguro del vehículo.

Carnet habilitante B2, para conducir automóviles y camionetas con remolque hasta 750 kg.

Bocha de enganche de 1 7/8 para el arrastre de la casilla.

Instalación eléctrica para incorporar la casilla al circuito de luces de posición, giro y freno del vehículo.

En números

Son una auténtica casa en versión mini y sobre ruedas, listas para salir a la ruta. Y antes de hacer la inversión, se pueden alquilar para probar la experiencia.

Más grandes o más chicas, todas llevan camas que se hacen mesa, baño con ducha, cocina con anafe, bacha y heladera, entre las comodidades mínimas.

Fotos Gentileza

Caro Caracol, Creciendo en el camino y Un día a la vez familia viajera son tres cuentas que podés seguir por Facebook.

Disfrute asegurado. El mal tiempo no es un problema, sólo es cuestión de seguir viaje y volver, o no, cuando esté lindo.

Equipamiento a gusto. Hay de todo para poner en el interior, depende de las necesidades y lo que se quiera gastar.

De no tener carnet de conducir B2, se debe realizar el trámite con anticipación, previendo los tiempos y ferias municipales.

El semáforo

Datos

$ 60.000
sale la casilla de arrastre más pequeña, para dos personas. La clásica, para cuatro o cinco viajeros, desde $ 115.000.
$ 900.000
es el valor de un motorhome. Se encarece según las terminaciones y equipamiento.
$ 800
por día cuesta alquilar una casilla rodante de arrastre de 3,50 m. A eso hay que sumarle $ 150 del seguro mínimo contra terceros por 30 días.
Son una auténtica casa en versión mini y sobre ruedas, listas para salir a la ruta. Y antes de hacer la inversión, se pueden alquilar para probar la experiencia.
Más grandes o más chicas, todas llevan camas que se hacen mesa, baño con ducha, cocina con anafe, bacha y heladera, entre las comodidades mínimas.
Caro Caracol, Creciendo en el camino y Un día a la vez familia viajera son tres cuentas que podés seguir por Facebook.

Comentarios


Mundo casilla: vacaciones sobre ruedas