Apuñalaron al candidato de la derecha brasileña

Jair Bolsonaro fue agredido ayer durante un acto de campaña. Está fuera de peligro. El incidente ocurrió en Juiz de Fora, 200 kilómetros al norte de Río de Janeiro.

07 sep 2018 - 00:00

El candidato de ultraderecha a las elecciones presidenciales de Brasil, Jair Bolsonaro, fue herido ligeramente ayer con una cuchillada durante un mitin de campaña en Juiz de Fora (Minas Gerais, sudeste), informó uno de sus hijos. El agresor fue detenido instantes después del ataque. Lo identificaron como Adélio Bispo de Oliveira y sería de una localidad vecina de Minas Gerais.

Minutos después de conocerse su identidad, en redes sociales circularon fotos de Bispo de Oliveira en un acto político pidiendo la renuncia del actual presidente Michel Temer y reclamando la liberación del ex mandatario Inacio Lula Da Silva. “Jair Bolsonaro sufrió un atentado en Juiz de Fora, una cuchillada en la región del abdomen”, escribió en Twitter Flavio Bolsonaro, en tanto que imágenes de televisión mostraban el momento en que el político era atacado antes de ser evacuado del lugar.

Fuentes del hospital de Juiz de Fora (Minas Gerais) donde Bolsonaro fue internado, citadas por el portal G1 del Grupo Globo, descartaron lesiones en el hígado y se limitaron a confirmar heridas en el intestino. Por la tarde, un parte del hospital Santa Casa de Misericordia indicaba que el paciente había sido ingresado “con una lesión provocada por un instrumento punzocortante en la región del abdomen” y que estaba siendo sometido a una intervención quirúrgica.

El candidato, favorito en los sondeos para la primera vuelta del 7 de octubre, fue trasladado al hospital Santa Casa, de Juiz de Fora indicó la policía del lugar, citada por la estatal Agencia Brasil.

Excapitán del Ejército y diputado federal, Bolsonaro, de 63 años, hace campaña con propuestas de liberalización del porte de armas para combatir la delincuencia y desmarcándose de una clase política ampliamente tocada por los escándalos de corrupción. Tiene 22% de intenciones de voto en las elecciones, 10 puntos más que sus más inmediatos seguidores; la ambientalista Marina Silva y Ciro Gomes, de la izquierda. Sin embargo, sería derrotado en una segunda vuelta, según una encuesta Ibope divulgada el miércoles.

Un ofensivo orador que lidera las encuestas
Durante mucho tiempo, el establishment político brasileño despreció al exparacaidista de 63 años, tildándolo de payaso. Sentado en el Parlamento desde inicios de la década de 1990, es el típico diputado de segunda fila. Nunca ha llamado la atención por aportar discursos constructivos o iniciativas legislativas. Sí por desagradables ataques verbales. Sobre una legisladora del PT, opinó en una entrevista que era “tan fea”, que ni siquiera “merecía” ser violada. Ha tenido que responder ante la Justicia más de una vez, pero no se frena por eso. Ataca también con gusto a homosexuales: preferiría tener un hijo muerto que homosexual, ha dicho. No es buen orador, pero sí muy ofensivo.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.