Gennuso asegura tener fondos para el asfalto y apela al “efecto contagio” con los vecinos

El intendente cambió la estrategia tras la rebelión ante el proyecto de contribución por mejoras. Impulsa el pavimento en calles troncales, con la idea de que los frentistas quieran extenderlo.





El plan de asfalto que alcanzará unos 8 kilómetros, entre calles nuevas y repavimentación, que anunció el municipio de Bariloche se costeará con recursos propios, según afirmó el intendente Gustavo Gennuso, quien tras el frustrado proyecto de contribución por mejoras en el oeste que generó una rebelión vecinal, apela a un “efecto contagio” para que a futuro los contribuyentes acepten pagar por más metros de pavimento.

Gennuso planea invertir unos 1.000 millones de pesos y hoy aclaró que esos recursos saldrán de las arcas municipales, tras un “ordenamiento” de las cuentas públicas y con una mejora de la recaudación.

La idea es realizar licitaciones por metro cuadrado de asfalto y no por la totalidad de los proyectos, indicó el intendente quien explicó que uno de los grandes problemas con estas obras son las redeterminaciones de precios que se deben realizar de manera constante por el incremento de los costos. “Cuando mucho se queda corta la obra y se tendrá que ver cómo se amplía”, indicó ante la prensa y remarcó que este sistema de licitación lo empleó Vialidad Nacional.

Según estimó, el costo de una cuadra de pavimento de hormigón ronda entre los 15 y 16 millones de pesos, por eso afirmó que la mayoría de los municipios tienen problemas para concretar obras de asfalto.

“Decidimos hacer un plan de pavimentación sobre calles troncales que quizás eso aliente a los vecinos de los propios barrios de poder continuarlo con el sistema de contribución de mejoras, es el primer paso”, indicó el jefe comunal en un cambio de estrategia tras el frustrado proyecto que promovía el pago de los contribuyentes frentistas y “beneficiarios indirectos”.

Gennuso explicó que el plan anunciado, que se licitará próximamente, priorizará calles troncales, algunas del recorrido del transporte urbano de pasajeros, y habrá muchas arterias céntricas con repavimentación debido al mal estado en el que se encuentran. Entre estas últimas, el anuncio oficial mencionó la Costanera.

En el proyecto, el municipio volvió a incluir la pavimentación del tramo de la ruta provincial 79, que actualmente es de ripio, que une la avenida Bustillo a la altura del kilómetro 10 con el camino de acceso al cerro Catedral. Esta arteria fue propuesta por contribución de mejoras y tuvo el rechazo de los contribuyentes de los barrios del oeste por los altos costos que debían pagar (hasta 342.000 pesos en 36 cuotas).

En la nueva iniciativa que costeará el municipio, no se contempla la extensión del pavimento de la Calle 6 (Los Tordos) que estaba en el plan desestimado y que se alentaba como una forma de descomprimir el tránsito de la avenida Bustillo.

Gennuso también respondió a las críticas que aducen que la ruta 79 es utilizada por quienes asisten al cerro Catedral únicamente. “Eso no es cierto, esa ruta la usan todos, para el que tiene que salir por la ruta 40 sur, sirve mucho y alivia parte del tránsito que después continúa sobre Bustillo”, fundamentó.

El intendente mantuvo contacto con la prensa hoy al presentar la incorporación de tecnología en el Centro de Monitoreo Municipal que cuenta con unas 120 cámaras a 360° en las calles de la ciudad, sumado a las cámaras de los semáforos.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Gennuso asegura tener fondos para el asfalto y apela al “efecto contagio” con los vecinos