Reclaman el traslado de la base de los colectivos urbanos en Neuquén: no pueden dormir

Los vecinos de los barrios Viejo Cauce y Peumahue solicitaron medición de ruidos molestos y que se revisara la contaminación. Presentaron un amparo ante la falta de respuestas.





Vecinos de los barrios Viejo Cauce y Peumahue de Neuquén capital interpusieron un amparo ambiental por los ruidos estrepitosos y constantes, las vibraciones y los movimientos de maquinaria pesada en horarios de la madrugada en la base de colectivos urbanos Autobuses Neuquén.

La solicitud de ayuda, dirigida al Concejo Deliberante en reclamo de una relocalización de la base de colectivos, no es nueva.

Desde el año pasado se conocen notas, reclamos individuales y grupales, hubo convocatoria a los residentes para que expliquen la situación en la comisión de Ecología y Medio Ambiente sin que se lograra modificar el malestar constante en la madrugada todos los días por el ruido del arranque de los colectivos, o los arreglos en la zona de garage.

“Dicen que no se puede dormir a partir de las 4 de la mañana”, describió el concejal César Parra.

Las quejas desde 2019 fueron constantes y el edil exigió conocer cuántas multas y cuáles son las infracciones cometidas por la concesionaria hasta el 2021. El objetivo es solicitar una modificación o traslado del pañol de tareas de Autobuses Neuquén.

Describió que hubo actuaciones de inspección de la subsecretaría de Medio Ambiente y Protección Ciudadana ante los reclamos, con indicaciones de adecuación de los residuos especiales, del retiro de residuos peligrosos a cielo abierto y de limpieza de manchas de hidrocarburos o de canaletas con combustible.

Se los conminó a la limpieza del predio y de los lavaderos, sin embargo, los residentes “siguen viviendo la contaminación y padeciendo las vibraciones”, dijo.

“Los vecinos tuvieron que interponer un amparo, y en estos días van a realizar mediciones de ruidos, vibraciones y la verificación de las canaletas con hidrocarburos, aceites y manchas”, sostuvo.

Parra planteó que las respuestas de las autoridades municipales se relacionan con el inminente cese del contrato con la concesionaria del transporte.

“No es respuesta, puede pasar un año o mucho más, no se sabe si no habrá otra prórroga, ya que cuando pensaban hacer una nueva licitación, les dieron nuevo plazo”, sostuvo el concejal. Requirió además que se informe qué medidas de remediación se propusieron en este tiempo a la firma, y si se llevó a cabo.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Reclaman el traslado de la base de los colectivos urbanos en Neuquén: no pueden dormir