Nación privatizó activos por u$s 954 millones

Se trata de las centrales termoeléctricas de Ensenada y Brigadier López y el área Aguada del Chañar. Parte de los fondos financiará la construcción del gasoducto a Vaca Muerta.



YPF realizó la oferta más alta y se quedó con el único bloque en Vaca Muerta que tenía el gobierno nacional.

YPF realizó la oferta más alta y se quedó con el único bloque en Vaca Muerta que tenía el gobierno nacional.

La empresa estatal Integración Energética Argentina S.A. (Ieasa), la ex-Enarsa, vendió durante junio activos por 954.974.214 dólares, que financiarán la construcción del gasoducto troncal que saldrá de Vaca Muerta y que se licitará en los próximos días.

Después de más de un año y medio de publicado el Decreto 882/2017, el 1° de noviembre de 2017, Ieasa finalmente aceleró al comienzo de 2019 con las privatizaciones de las centrales termoeléctricas Ensenada de Barragán y Brigadier López.

La otra enajenación que pautaron el presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue la de la transportista eléctrica nacional Transener, con la que no se pudo avanzar.

En números

1.200
millones de dólares buscaba reunir Nación con la privatización de las dos centrales térmicas.
326,5
millones de dólares fue el precio pautado para la central Brigadier López.

Además, Ieasa vendió la única área de Vaca Muerta que estaba en manos del Estado nacional: Aguada del Chañar.

Las tres ventas se realizaron mediante licitaciones públicas y se enmarcan en el plan de desinversiones previsto. La venta de las centrales termoeléctricas permitirá al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) acreditar los fondos colocados en dichas obras y destinar una parte al financiamiento de la construcción de un nuevo gasoducto que permita aumentar la capacidad de evacuación del gas de Vaca Muerta”, informó Ieasa este domingo.

En números

533,4
millones de dólares es el valor que abonarán YPFy Pampa Energía por la termoeléctrica Ensenada de Barragán.

Después de idas y vueltas, en un proceso que casi se cae sobre el final, Central Puerto se quedó el 14 de junio con la Central Térmica Brigadier López (280 MW de potencia con turbinas de gas tipo Siemens, en las afueras de la ciudad de Santa Fe) por 326,5 millones de dólares, de los cuales la compañía desembolsó 165,4 millones de dólares. Los restantes 161,1 millones de dólares fueron para asumir una deuda de Ieasa.

El Citibank, el JP Morgan y Morgan Stanley prestaron 180 millones de dólares para concretar la operación.

En números

280 MW
posee la central Brigadier López. Con el plan de ampliación llegaría a los 420 MW de potencia instalada.
180
millones de dólares se invertirán en el cierre de ciclo de la central Ensenada.

Asimismo, Central Puerto completará la obra de cierre de ciclo combinado por unos 120 millones de dólares más, que le agregarán 140 MW a la planta –y llegará así a los 420 MW– y harán el proceso más eficiente, ya que con la misma cantidad de gas producirán más energía.

Dos semanas más tarde, la petrolera estatal YPF y Pampa Energía (a través de sus respectivas subsidiarias YPF Luz y Pampa Cogeneración) completaron la adquisición de la Central Térmica Ensenada de Barragán por 533,4 millones de dólares.

En números

95,5
millones de dólares pactó YPF la compra de Aguada del Chañar. Deberá saldar una inversión de otros 10 millones.

Esta central posee 567 MW de potencia instalada y se emplaza en las afueras de la ciudad de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires.

Las firmas desembolsaron 229,4 millones de dólares y asumieron deudas por 304 millones de dólares. Para eso, tomaron un préstamo de 170 millones de dólares. Además, completarán las obras de cierre de ciclo para agregar otros 280 MW con una inversión cercana a los 180 millones de dólares, según consta en documentos de Ieasa y los comunicados de las empresas a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

La termoeléctrica Ensenada de Barragán fue la que logró el mejor precio de venta.

Por último, el viernes 28 Ieasa finalizó la venta de Aguada del Chañar a YPF, que ofreció 95,5 millones de dólares y más que duplicó la propuesta del segundo contendiente, Pan American Energy (PAE), que ofreció 45 millones de dólares.

El bloque se emplaza muy cerca de la zona caliente de actividad de Vaca Muerta pero actualmente no registra producción en ninguno de los pozos que posee a pesar de que desde el Estado se invirtieron allí más de 140 millones de dólares.

De la obra del gasoducto a Vaca Muerta a la venta de Transener

Los fondos que recaudó Ieasa en su raid vendedor ayudarán a financiar la primera parte de la construcción del nuevo gasoducto para Vaca Muerta. La Cuenca Neuquina tiene actualmente la capacidad de transportar unos 76,8 millones de metros cúbicos por día (MMm³/d) de gas natural y los caños ya están saturados en los meses de invierno.

Para llegar hacia Salliqueló, en el oeste de Buenos Aires, se necesitarán unos 800 millones de dólares de inversión, que ya están asegurados.
De todas formas, el polémico Decreto 882/2017 abrió varios focos de conflicto. A saber, diputados kirchneristas denunciaron la enajenación de activos estatales a “precio vil”; los legisladores encabezados por Rodolfo Tailhade entienden que las ventas de las centrales termoeléctricas fueron a un precio menor que el de construcción.

YPF realizó la oferta más alta y se quedó con el único bloque en Vaca Muerta que tenía el gobierno nacional.

Según había dicho en un primer momento el gobierno, se esperaba recaudar 1.200 millones de dólares solo por esas dos privatizaciones, pero se consiguieron 860 millones de dólares.

Y después de las elecciones volverá a quedar en la discusión la venta de la participación estatal en Transener (en un 26% total, compartida con Pampa Energía), empresa que quedó en la mira tras el apagón que afectó a más de 50 millones de personas en el pasado Día del Padre.

Cuando el gobierno decidió salir de Transener, el total de sus acciones se estimaba en 400 millones de dólares. Pero por la devaluación del peso argentino, esa participación vale actualmente cerca de un tercio.


Comentarios


Nación privatizó activos por u$s 954 millones