Logo Rio Negro

Natalia Kiako nos comparte su cheesecake de batatas

Una receta muy simple que combina el dulzor de las batatas en el relleno, la suave acidez de los arándanos en la cubierta y una base crocante. Dale, ¿qué esperás para probarla?



Ingredientes:

Para la base
- 1 1/2 taza de nueces (y/o almendras, avena, coco rallado)
- 3 o 4 cdas. de miel (o agave, arrope o almíbar)

Para el relleno
- 1 1/2 taza de puré de batatas, cocidas con piel al vapor o al horno (no hervidas)
- 5 o 6 dátiles (reemplazables por miel o azúcar, incluso stevia)
- 1 1/4 taza de leche vegetal, leche de vaca o incluso pulpa de fruta procesada con 1 taza de agua (con 1 durazno y agua)
- extracto de vainilla a gusto
- 1 cdita. de canela

Para la compota
- 1 taza de arándanos frescos o congelados (o frambuesas, frutillas o la fruta roja que prefieran)
- 2 cdas. de azúcar mascabo o miel
- 1 cdita. de almidón de maíz, araruta o kizu (almidones más saludables)

Una hermosa presentación para un plata delicioso.

Preparación

Precalentar el horno a 180°. Procesar los ingredientes de la base hasta formar una arena que, al presionar con el dedo, se transforme en una plastilina maleable. Si esto no sucede, agregar una cucharada de agua o jugo.

Engrasar con aceite, manteca o aceite de coco un molde de unos 16 cm de diámetro, de paredes altas. Forrar la base con esta masa hasta formar un piso de unos 7 mm de alto y alisar con la mano húmeda o el dorso de una cuchara. Reservar.

Procesar todos los ingredientes del relleno hasta que quede una crema homogénea y lisa. Probar y, si hace falta, ajustar el dulzor (depende un poco de lo dulce que estén las batatas). Volcar esta crema en el molde, sobre la base de masa.

Llevar a horno por 50 minutos a una hora, hasta que la superficie se vea seca, dorada y se empiece a resquebrajar un poco la crema. Retirar, dejar templar y enfriar luego en heladera por lo menos 2 horas.

Rico y tentador...

Para la compota: en una sartén, calentar los arándanos con el azúcar. Disolver el almidón en una cucharada de agua y agregarlo a la mezcla ya caliente. Cocinar unos 8 a 10 minutos y retirar. Dejar enfriar.

Desmoldar la torta y cubrir toda la superficie con la compota de arándanos. Servir bien fría.


Comentarios


Natalia Kiako nos comparte su cheesecake de batatas