Nepotismo y atornillados al poder: el mapa del caudillismo rionegrino

De las 39 ciudades, un tercio pasará más de una década con el mismo intendente o sus familiares en el gobierno. El 65% de los mandatarios buscarán la reelección este año. Un escenario conservador, donde la lealtad pesa más que la profesionalización de la política



Jara y Maldonado, matrimonio con el récord de permanencia. Entre los dos sumarán 28 años gobernando Pomona.

Río Negro avanza con su calendario de elecciones municipales. Ya se votó en seis ciudades y se vienen 15 comicios más para el 23 de junio. Para ese domingo hay casi 60 listas y unos 300 candidatos en carrera, buscando ser intendentes, concejales o revisores de cuentas.

Pero antes de que se abran las urnas, una parte importante de la política rionegrina ya envió un mensaje contundente: el poder no se transfiere y si no queda más remedio que cederlo, es preferible que lo reciba un familiar.

De las 39 ciudades de la provincia, el 65% de los intendentes buscarán la reelección este año. Y entre los que no pueden volver a presentarse, la herencia se firma poniendo la lealtad por encima del profesionalismo para la administración pública.

Esos “caudillos” o “familias del poder” controlan un tercio de municipios, confirmando que -al menos en la composición de su sistema de representación- Río Negro está lejos de mostrar un perfil moderno y progresista.

En la provincia -que este año quedó cruzada por el intento del propio gobernador de quedarse cuatro años más en el cargo- no sólo hay ausencia de obstáculos para la designación de familiares en el Estado. Una importante franja de municipios -principalmente en la Región Sur- no tienen límites legales para la continuidad de sus intendentes. Y sumado a ello, este año hubo una involución, cuando la Legislatura eliminó las restricciones en las comisiones de fomento -que también votarán el 23 de junio- y abrió las puertas a la reelección indefinida en los parajes.

Dentro de ese escenario, el gobierno provincial y el partido oficialista navegan entre contradicciones.

Juntos puso como eje del discurso en Roca a la necesidad de impedir que la ciudad sea gobernada al menos 20 años por el apellido Soria, exaltando los perjuicios que sobrevendrían del traspaso de padre a hijo y de hermano a hermana en el poder municipal.

Sin embargo, nada se dice sobre los 16 años que podrían acumular en el gobierno de Catriel la pareja que integran Carlos Johnston y Viviana Germanier, quienes además protagonizarán -si gana Juntos- un enroque en la Legislatura provincial.

Y el mismo silencio hubo ante la reelección de Miguel Jara en Pomona, cuyos ocho años al frente de ese municipio del Valle Medio se suman a los 20 años de gobierno de su esposa, María Maldonado, actual legisladora provincial.

Las dos décadas de control municipal son denominador común en varias comunas de la Región Sur.

Mabel Yauhar ganó el domingo pasado su sexto mandato consecutivo, completando un 2019 inmejorable para su esquema de acumulación de poder. Su hermana Soraya renovó mandato en la Legislatura, también dejando atrás a la UCR y ahora presentándose con la boleta de Juntos.

En Pilcaniyeu, Néstor Ayuelef lleva 16 años como intendente y es altamente probable que busque un quinto período, algo similar a lo que ocurrió en Ñorquinco hasta el 2015, con los 20 años de José Mussa como jefe comunal.

Esa localidad podría compartir con Pomona el récord de permanencia de una familia en el poder, porque Felix Moussa, hermano de su antecesor (aunque los apellidos se escriban diferente), buscará el 23 de junio extender a ocho años su intendencia.

En el Alto Valle, donde la mayoría de los municipios tienen cartas orgánicas que fijan límites para las reelecciones, lo que aparecen son los proyectos familiares.

Además de Catriel, un caso concreto se da en Roca, con dos mandatos de Carlos Soria desde el 2003, dos más de su hijo Martín y ahora la candidatura de María Emilia, la menor de los cuatro hermanos.

Cervantes también sabe de dinastías, con Claudia Montanaro buscando la reelección después de dos períodos de su padre Gilberto.

Finalmente, el mapa también muestra un punto destacado en Allen. Allí la intendenta Sabina Costa quiso ser legisladora provincial, pero no lo consiguió. Y en los últimos días irrumpió con la postulación de su hija, Victoria Vianna, para el Concejo Deliberante.

La decisión de la mandataria sorprendió tanto como la advertencia que le hizo a “Río Negro” cuando la consultó sobre el tema.

“Si hacen una nota sobre que mi hija está en la lista de concejales, le hago un juicio al diario”, dijo antes de dar un portazo para despedir al equipo periodístico.

.

Los que buscan la primera reelección este año

Germán Epul (Juntos) - Cinco Saltos, Aníbal Tortoriello (Pro) – Cipolletti, Mariano Lavín (Todos somos Oro) - Fernández Oro, Miguel Martínez (UCR) - Huergo,  Luis Ivancich (FpV) – General Godoy, Carlos Vazzana (FpV) – Villa Regina, Víctor Hugo Mansilla (UCR) – Darwin (ya lo logró), Gustavo San Román (Juntos) - Rio Colorado, Angel Zingoni (Cambiemos) – Guardia Mitre, Patricio Colil (FpV) - Ramos Mexía, Fabián Pilquinao (FpV) - Sierra Colorada, Silvana Pérez (UCR) – Maquinchao y Bruno Pogliano (Juntos) - El Bolsón (ya lo logró).

.

Weretilneck sólo considera “peligroso” el caso de Roca

Para el gobernador, Alberto Weretilneck, el traspaso de mandos en el Estado entre familiares no es “ni bueno ni malo”.

“Lo que me parece importante es la transparencia en las elecciones. Río Negro es muy tradicional en este aspecto, para que se dé la posibilidad de que las personas elijan libremente. Y en segundo término, la calidad de gestión”, subrayó el mandatario provincial.

Por eso remarcó que “no me parece mal que un familiar de otro dirigente siga adelante con una gestión si es buena, clara y transparente”.

“Ahora, si es una gestión oscura, con poca información pública, con poco acceso a la información pública y una gestión poco transparente, ahí sí me parece que es peligroso”, aclaró en la charla con “Río Negro”.

Y añadió: “Tenemos que tener una alta calidad institucional que no necesariamente tiene que ver si sos familiar, si no con qué tipo de municipio es y qué es lo que hace ese municipio”.

P: ¿Esa gestión oscura que menciona, existe en alguna ciudad de Río Negro?

R: Es el caso de Roca. En Roca es imposible acceder a la información pública, es la ciudad menos transparente de todas las municipalidades, fíjense que hay dirigentes del radicalismo que han tenido que llegar a la justicia para tener acceso a las resoluciones, es la única municipalidad que no publica las resoluciones ni las licitaciones en el Boletín Oficial, ni absolutamente ninguna información pública. Por lo tanto, eso sí es lo peligroso.

El gobernador dice que el eje debe ser la transparencia.

.

“A los vecinos les preocupa que se haga bien el trabajo”

María Emilia Soria quiere suceder a su hermano.

“Las candidaturas de familiares directos de funcionarios públicos no están prohibidas en el sistema democrático de nuestro país. Tampoco las sucesiones entre parientes”, destacó la diputada nacional y candidata a intendenta de Roca por el FpV, María Emilia Soria.

La hermana del actual jefe comunal dijo que “es cierto que hay varias situaciones de este tipo en Río Negro. Pero creo que lo que a los vecinos les preocupa es que sus gobernantes hagan bien su trabajo, no si repiten o no un apellido. Pensar lo contrario sería subestimar la capacidad del pueblo a la hora de votar”.

“En mi caso, reúno los requisitos necesarios para ejercer el cargo que exige la Administración Municipal y me apasiona la idea de poder seguir transformando la realidad de mi ciudad. En caso de concretarse este anhelo de suceder a Martín Soria en el cargo de Intendente de Roca, será por votación de mis vecinos”, puntualizó.

.

Costa, “orgullosa” de que hayan elegido a su hija

Para la intendenta de Allen, Sabina Costa, la candidatura de su hija Victoria Vianna como concejal en la lista de Juntos Somos Río Negro no es un caso de nepotismo.

Vianna es una de las que integra la propuesta de la secretaria del área Legal y Técnica Liliana Martín, funcionaria de Costa que quiere ser la próxima jefa comunal de la ciudad.

En una entrevista que mantuvo con “Río Negro” Costa dijo que ella no eligió a su hija para integrar la lista sino Liliana, “la que va a ser nuestra intendenta” y que “hay sobrados motivos para que la elija”.

Para la mandataria “ubicar familiares públicos es una práctica negativa pero este cargo es electivo y la tiene que elegir el pueblo”.

“Mis hijos no tuvieron ningún cargo ni en la provincia ni el municipio en los ocho años que yo fui intendente, ni un solo familiar mío, nadie”, remarcó molesta.

Además expuso las razones por las cuales según ella, se la eligió para la lista de concejales.

“Hace casi seis años que trabaja en el referido a la ganadería, le falta una materia para ser ingeniera agrónoma, está por recibirse de técnica en espacios verdes y jardines”, destacó la mandataria que finaliza su segundo periodo este año.

Costa remarcó que su hija “tiene ideología igual que su madre, y viene de una larga estirpe de presidentes del concejo, concejales e intendentes”.

“Su abuelo fue concejal, su madre intendenta, ella es muy conocida en la ciudad como una chica voluntariosa, dispuesta ayudar a todos por su cuenta, como hicieron su abuelo y su madre”, sostuvo.

La jefa comunal expresó que está “orgullosa de que la hayan elegido para integrar la lista” de ediles del partido provincial.

“Se necesita una prohibición concreta”

La tentación de quedarse en el cargo, designar a familiares como colaboradores o impulsar sus candidaturas sólo puede combatirse con restricciones específicas, según la opinión del politólogo Sergio Berensztein.

“Un decreto como el que firmó Macri el año pasado. Prohibiciones concretas. De otra manera es muy difícil”, sostuvo el consultor ante la pregunta de “Río Negro” sobre los mecanismos para evitar el impacto negativo en el Estado.

Berensztein asegura que el nepotismo forma parte una larga tradición -más arraigada en los municipios y provincias- que prioriza la lealtad por sobre el conocimiento y que “es la expresión de falta de profesionalismo en decisiones políticas y administrativas”.

De esta manera, puso el foco en la necesidad de buscar cambios dentro de los partidos.

“¿Cuántos institutos de formación política hay en tu provincia?”, preguntó y contestó de inmediato: “ninguno, pero no te hagas problema, porque no hay en ninguna provincia”.

“Es ahí donde hay que trabajar”, insistió.


Comentarios


Nepotismo y atornillados al poder: el mapa del caudillismo rionegrino