Neuquén-Alto Valle y Bariloche, los dos focos del virus en la región

A tres meses del primer caso, el covid-19 se hace fuerte en los aglomerados más poblados de las dos provincias. La relación de contagios cada 100.000 habitantes sigue siendo alta.



Roca es hoy la ciudad con mayor cantidad de casos activos de la región. Foto: Juan Thomes

Roca es hoy la ciudad con mayor cantidad de casos activos de la región. Foto: Juan Thomes

Pasaron tres meses desde que, en Viedma, se detectara el primer caso de coronavirus de la provincia. Desde entonces la concentración de contagios se fue moviendo de un extremo a otro de Río Negro: Bariloche, el Valle Medio y ahora el Alto Valle, con notable crecimiento ahora en Roca.

En Neuquén las autoridades hablan de una “etapa de contención” cuando describen la actual coyuntura, sin circulación comunitaria, algo que en Río Negro sí ocurre desde hace semanas.

La proyección indica que en la región que forman ambas provincias, habrá dos focos bien marcados: el aglomerado que forman el Alto Valle rionegrino y la ciudad de Neuquén, y la ciudad de Bariloche (con Dina Huapi).

Las estadísticas sobre la evolución de la pandemia en el territorio extenso y disperso de Río Negro muestran que la provincia mejoró su posición en la lista de casos cada 100.000 habitantes, que es un indicador que en epidemiología se tomaba con mayor relevancia antes del covid-19 pero que de todos modos sigue siendo una referencia. Ya no está tercera sino cuarta; la desplazó Chaco. Y Neuquén, que estaba quinta, pasó al sexto lugar, aunque con la mitad de casos que Río Negro.

Con un virus de tal capacidad de contagio y con síntomas que en la mayoría de los casos están solapados, la presunción de los especialistas es que en el planeta hay muchos más casos que los declarados. Tal vez por eso, en las estadísticas, la letalidad (muertos por cantidad de contagiados) fue cediendo terreno al concepto de mortalidad (muertes por habitantes).

De casi 700.000 habitantes, hay 150 confirmados después de tres meses. Con estos resultados estamos muy contentos”.

Facundo Goya, director de Epidemiología de la provincia de Neuquén

La cuarentena irrestricta fue dando paso a un aislamiento controlado mientras en la ciudad de Buenos Aires los contagios escalan más allá de la proporción de su población. La capital federal concentra la mitad de los casos de todo el país.

La fuerza de los movimientos anticuarentena se expresan en las provincias por cuerdas separadas: los comerciantes y cuentapropistas por un lado, y cierto sector de la oposición política por el otro. La desafortunada construcción de un neologismo que trató de unir “dictadura” con “infección” le dio más voz a ese movimiento.

La cantidad de testeos es un indicador sobre cuya importancia no hay acuerdo entre científicos.

Bariloche tuvo el miércoles su primer caso fatal, pero el crecimiento de los contagios fue bajando el ritmo. En el Valle Medio hubo una explosión de casos (con decenas en la pequeña Lamarque) y hasta la denuncia de que un paciente se había escapado de su sitio de internación.

Hoy hay 11 localidades en Río Negro que tuvieron un caso o más, y que cuentan con contagios igual a cero:

Belisle: desde el 26 de abril y un alta el 8 de mayo.
Catriel: con una última alta el 28 de abril.
Río Colorado: el último caso fue dado de alta el 17 de abril.
Conesa: el único caso fue dado de alta el 18 de abril.
Beltrán: llegó a tener 20 casos y desde el 2 de mayo no registra novedades.
Villa Regina: tuvo su último caso el 7 de mayo.
Choele Choel: con 46 casos fue una de las grandes preocupaciones porque además tiene la mayor cantidad de pacientes muertos, ocho. El último caso fue el 4 de mayo.
Jacobacci: hubo dos casos positivos el mes pasado que encendieron alertas, una de las pacientes murió y el otro se recuperó.
El Bolsón: fue una de las noticias más impactante porque el contagiado fue el intendente Bruno Pogliano que tardó semanas en dar negativo. Hubo otro caso, también recuperado.
Chimpay: tuvo dos pacientes muertos, el último caso fue el 14 de mayo.
• Finalmente Viedma, que fue la primera ciudad con reporte de contagio, no sumó más y el paciente fue dado de alta el 18 de marzo.

Hay 9 localidades donde el virus está presente con algún caso: Bariloche, Dina Huapi, Cipolletti, Roca, Allen, Lamarque, Huergo, Cervantes y Cinco Saltos.

De manera oficial, el Ministerio de Salud de la Provincia informa que se realizaron casi 3.300 testeos, con poco más de 400 positivos: el 86% fueron casos descartados.

Cuarentena

77
días

“De los casos confirmados, el 23% corresponde al grupo etario de 40 a 49 años; 20% al grupo 30 a 39 años; un 21% de 20 a 29 años; 13% de 50 a 59 años; mayores de 60 años con 14% y menores de 20, el 9%”, señala el reporte oficial.

“El 90% de los pacientes confirmados –continúa el informe– cursaron la patología oligoasintomáticos, siendo los signos y síntomas más representativos: tos, fiebre, malestar general, odinofagia (dolor de garganta) y mialgias (dolor muscular)”.

Los escenarios en Neuquén

En el inicio de la pandemia, el ministerio de Salud neuquino había proyectado tres posibles escenarios de propagación del virus en la provincia, ninguno de los cuales fue alcanzado hasta ahora. El más ligero preveía una tasa de contagios de 43,1 cada 100.000 habitantes, el doble de la que existe hoy.

“Son escenarios que se daban para cuando entráramos en la fase de mitigación, cuando empieza el pico de la curva. Nosotros todavía estamos en fase de contención”, explicó el director de Epidemiología de Neuquén, Facundo Goya.

Detalló que hay casos activos en muy pocas ciudades (en 7 de 57) y adelantó que “en breve, todo va a estar concentrado en Neuquén capital”.


Comentarios


Neuquén-Alto Valle y Bariloche, los dos focos del virus en la región