Neuquén apuesta a que 2018 sea el año del gas

El gobernador Omar Gutiérrez espera que sea el año del despegue para el hidrocarburo. Las operadoras esperan que Energía resuelva el nuevo y los viejos planes de subsidio.

Presupuesto 2018

federico aringoli

federico@rionegro.com.ar

El gobierno neuquino dio a conocer el proyecto de presupuesto para 2018 con un dato inédito para la industria petrolera: estima que la producción de gas crecerá un 20%, un porcentaje que se traduce en 15 millones de metros cúbicos diarios más. También augura otra caída para la extracción de crudo del 4%.

En el mensaje a la Legislatura, que acompaña el proyecto de ley, el gobernador Omar Gutiérrez argumenta que el salto productivo se generará a través de “los anuncios de inversión ya realizados por las empresas”. Se refiere centralmente a cuatro proyectos que están en manos de Tecpetrol (Fortín de Piedra), YPF (Rincón del Mangrullo), Total (Aguada Pichana Este) y Exxon (Los Toldos Sur 1).

Esas áreas prometen sumarse a otros bloques con excelentes rendimientos como El Orejano, Lindero Atravesado, Río Neuquén e incluso Loma Campana, un bloque petrolero que tiene importantes volúmenes de gas asociado.

Además Pluspetrol (Centenario), Capex (Agua del Cajón) y PAE (Aguada Pichana Oeste) pondrán en marcha sus proyectos en búsqueda de gas no convencional.

En el presupuesto 2017, los técnicos de provincia proyectaron un crecimiento de la producción de gas del 7%. El objetivo no fue alcanzado ya que a septiembre –informaron oficialmente– la extracción creció sólo un 4%, es decir casi la mitad de lo previsto.

Pero la nueva estimación, sorpresiva en las presunciones provinciales de los últimos años, tiene consenso entre las operadoras de la Cuenca Neuquina. La productividad de Vaca Muerta, la baja de costos y la garantía de precios iluminan el camino del aumento productivo. En la vereda opuesta parecen las indefiniciones del ministerio de Energía sobre los viejos planes de incentivo al gas y la implementación de la Resolución 46.

De concretarse los cálculos de los técnicos neuquinos, que se alcanzarían a fines de 2018, la provincia recuperaría los niveles productivos de 2010, fecha en la que se profundizó la curva negativa. El país sumará casi un 15% más de gas lo que permitirá reducir las importaciones en, al menos, un tercio.

En la industria se fija al periodo 2019-2020 como el punto de partida para el primer quiebre productivo de Vaca Muerta. Para esa fecha se cree que se podría reemplazar todo el fluido que llega desde el exterior (40 millones de metros cúbicos diarios). Por lo que la estimación de provincia es apenas la etapa previa de lo que será un desarrollo intensivo de los no convencionales.

Actualmente el 44% de los más de 55 millones de metros cúbicos de gas diarios que produce Neuquén son no convencionales. Esta participación era de apenas el 26% en 2015. El crecimiento del gas shale (+32%) y el tight (+40%) seguirán ganando terreno ya que el convencional perdió un 11% en la comparación anual. Los precios de incentivo fueron y serán determinantes para su crecimiento.

Pero además del incremento en la extracción, el gobierno de Gutiérrez espera un mejor precio atado a la quita de subsidios en las facturas que estableció el Ejecutivo nacional. Este año la mejora interanual de los valores en boca de pozo significaron un 48% y proyectan que suba otro 14% en 2018 hasta u$s 4,60 por millón de BTU.

Las regalías gasíferas crecieron un 55% en la comparación con 2016 y compensaron a las petroleras que se derrumbaron por precio y una menor producción. Para 2018 esperan que el aumento de los ingresos gasíferos sea del 61%: por primera vez en la historia de la provincia duplicarán a las regalías por crudo.

Sin repunte

Los cálculos del Ejecutivo neuquino se apoyaron en una estimación moderada. Si bien destacaron el mejoramiento de los indicadores macroeconómicos de Nación y se apoyaron en ellos (dólar a 19,3 pesos e inflación del 15,7%), reconocen que el año en curso no fue el esperado y que el próximo mejorará pero todavía dentro de márgenes acotados.

A diferencia del proyecto de 2017, el nuevo presupuesto proyecta un barril de 55 dólares apoyado en las estimaciones de la OPEP. Para este año la expectativa era de 63 dólares y el valor promedio se ubicó en 55 dólares.

Neuquén produce alrededor del 22% del crudo del país. El convencional representa 62% del total y arrastra una caída interanual del 19%, cinco puntos por encima de la media nacional. El no convencional (shale oil) tuvo un crecimiento del 36%, pero representa el 38% de la extracción local.

Para este año la estimación del gabinete de Gutiérrez era que la producción cayera un 2% sin embargo en el global fue más del doble (5%). Para 2018 pronostican un desgranamiento del 4%.

Para el gobierno provincial las regalías petroleras representarán 4.720 millones de pesos con un barril a 55 dólares y un tipo de cambio de 19,3. Sin embargo el empalme con los precios internacionales hará que cada dólar que se mueva el barril implicará unos 85 millones de pesos.

Sin embargo la variable que más preocupa a Gutiérrez es la cotización del dólar. Este año el atraso de la moneda norteamericana terminó afectando no solo las regalías sino casi el 70% de los ingresos de la provincia que están dolarizados.

Cálculo condicionado

Las proyecciones de aumento para la producción de gas no dependen tanto de los costos o demandas técnicas. La variable central es la continuidad de la garantía de precios para el gas no convencional que se paga 7,5 dólares.

La falta de definiciones por parte del ministerio de Energía para la Resolución 46, que regirá desde el 1 de enero, y sobre el denominado “gas viejo” atado a los planes de subsidios que caducan el 31 de diciembre, abren un interrogante sobre la aceleración que las empresas le darán a los nuevos y antiguos proyectos. De esto dependerá el éxito del cálculo neuquino.

Pese al salto productivo proyectado, los ingresos por regalías gasíferas representarán el 15% de los ingresos totales
de la provincia. El crudo sumará otro 8%.

Por cada dólar que gane el barril de petróleo, por encima de los u$s 55, la Provincia embolsará 85 millones de pesos que no fueron estimados en los ingresos calculados.

En números

Energía Presupuesto 2018

Datos

Pese al salto productivo proyectado, los ingresos por regalías gasíferas representarán el 15% de los ingresos totales
de la provincia. El crudo sumará otro 8%.
Por cada dólar que gane el barril de petróleo, por encima de los u$s 55, la Provincia embolsará 85 millones de pesos que no fueron estimados en los ingresos calculados.
70 mm³/día
es la producción que desde la provincia esperan alcanzar para finales del 2018. Ahora ronda los 55 millones.
es la caída interanual del petróleo convencional de la provincia. El shale creció 36%.
19%
44%
de la extracción de gas en los yacimientos neuquinos es no convencional. La curva incremental proyectada también llegará por esa vía.

Temas

Economía Gas

Comentarios


Neuquén apuesta a que 2018 sea el año del gas