Neuquén: controlarán el horario de la feria del Parque Central

Ante el reclamo de los feriantes del Parque Central, la Defensoría del Pueblo fue mediadora y se firmó un acuerdo para que todos los puestos cierren los sábados a las 15. Habrá sanciones a quienes no cumplan, según lo establece la ordenanza 12.587.



Los feriantes aseguraron que existen irregularidades dentro del predio.

Los feriantes aseguraron que existen irregularidades dentro del predio.

Luego de una mediación de la Defensoría del Pueblo de Neuquén, se llegó a un acuerdo para que todos los puestos de la Feria del Parque Central cierren los sábado a las 15. Esto surgió luego de que feriantes denunciaron que existen comerciantes que extienden sus horarios de venta, lo que representa competencia desleal.

En la reunión que se realizó entre el defensor del Pueblo, Ricardo Riva, feriantes y autoridades municipals, se acordó que habrá sanciones para quienes no cumplan rigurosamente con el horario de cierre.
Además pactaron que se realizará un nuevo registro único de feriantes que deberá estar listo antes del 30 de marzo.

El listado será confeccionado en conjunto y deberá ser el mismo que tienen las áreas municipales de las cuales dependen las ferias de la ciudad.
En el acta acuerdo que estableció que cualquier violación a los acuerdos será sancionado de acuerdo a lo que dispone la ordenanza 12.587, que determina sanciones como la caducidad del permiso de uso del espacio público cuando se constante dos infracciones en un puesto o feriante en el plaza de un mes o cinco acumuladas, sin espacio de tiempo determinado.

Normativa

5
multas emitidas por el municipio sobre un mismo puesto o feriante es causante de la caducidad de la licencia.

En 2012, bajo la intendencia de Horacio Pechi Quiroga se inició un proceso de regularización de las ferias de la ciudad, la del Parque Central que anteriormente funcionaba en Vuelta de Obligado y la de la Unión de Mayo. El objetivo fue desterrar la venta informal y prohibir la comercialización de productos “ilegales”.

El Concejo Deliberante, a propuesta del Ejecutivo municipal, modificó el capítulo 5 “Venta en la pública, de la ordenanza 12.587. Estableció la obligatoriedad de un registro de feriantes y les otorgó un carnet que los habilitaba, bajo determinadas condiciones, el uso del espacio público dentro del perímetro de las ferias. Prohibió la venta en lugares no habilitados e impuso sanciones.

Con el paso del tiempo, el cumplimiento de la norma decayó y comenzaron a surgir conflictos entre los feriantes. Uno de los principales detectados, y que derivó en la intervención de la Defensoría del Pueblo, fue el del horario.

De la reunión mencionada con anterioridad, participaron la secretaria de Capacitación y Empleo, María Pasqualini, el subsecretario de Economía Social, Claudio Vázquez y otros funcinarios. Por la feria estuvo Ruth Schattino y María Rodríguez y por al Defensoria, Rivas y el defensor adjunto, Néstor Arce López.


Comentarios


Neuquén: controlarán el horario de la feria del Parque Central