Neuquén prepara una bolsa de trabajo para Vaca Muerta

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, anunció que el gobierno elabora un padrón de operarios que perdieron sus puestos durante la pandemia. Quienes estén radicados en la provincia tendrían prioridad en la cobertura de nueva vacantes.




La pandemia frenó muchos trabajos y afectó a operarios de diversas áreas y sectores vinculados con Vaca Muerta.

La pandemia frenó muchos trabajos y afectó a operarios de diversas áreas y sectores vinculados con Vaca Muerta.

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, anunció que desde el gobierno se trabaja en el armado de una Bolsa de Trabajo Vaca Muerta, un padrón en el cual se inscribirán a los residentes de la provincia que han perdido su trabajo para que tengan prioridad a la hora de que se generen nuevos puestos laborales.

La iniciativa es trabajada en conjunto entre diversas áreas del gobierno neuquino, el sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, y las empresas tanto de servicios especiales como las operadoras.

Cada vez que se de un alta en la actividad de Vaca Muerta la prioridad la tiene el trabajador o trabajadora que trabajando en Vaca Muerta, formado y capacitado, se quedó sin trabajo por la situación que se vive”, aseguró Gutiérrez en diálogo con Energía On.

Y remarcó que “no tiene sentido ir a tomar a otro lugar. Tiene que haber un banco o una base de datos donde tengamos el detalle de todas esas fuentes de trabajo que la pandemia ha destruido y ellos van a ser los primeros en volver a trabajar de la mano de Vaca Muerta en todo este proceso paulatino y progresivo de recuperación de la actividad”.

En números

10.000
son los trabajadores del sector que aún siguen suspendidos a la espera de la reactivación de los equipos.

De acuerdo a los registros de la Subsecretaría de Trabajo de Neuquén, durante el 2019 se crearon unos 2000 puestos de trabajo vinculados a la actividad de Vaca Muerta, pero se proyectó que para este año ese nivel se multiplicaría y serían unos 20.000 los puestos de trabajo que se generarían en la extensa cadena de servicios y actividades vinculada a la actividad petrolera.

Sin embargo esas proyecciones cambiaron por la crisis que afronta el sector, y se pasó de esperar 20.000 nuevos puestos a analizar la forma de tratar de mantener la mayor cantidad de trabajadores activos, dado que sólo entre las filas del sindicato de Petroleros Privados se llegó a tener 17.000 trabajadores suspendidos.

Gutiérrez recordó que hasta el año pasado se dio un flujo migratorio, tanto de empleados como de algunas empresas pymes de otros puntos del país hacia Neuquén, atraídos por la actividad de la formación no convencional.

“El país era un subibaja y, mientras en otras actividades se iba en caída y se perdían puestos de trabajo y se cerraban comercios y diversos eslabones de la cadena económica del país, Vaca Muerta avanzaba, crecía y progresaba e impactaba en el comercio, en el turismo, en la actividad bancaria e industrial y eso generó una corriente migratoria hacia la provincia de Neuquén”, indicó Gutiérrez.

Sin embargo, la pandemia de coronavirus cambió el escenario en forma radical y Gutiérrez destacó que “así como un momento cuando acá la actividad subía muchas familias vinieron y se asentaron, ahora hay algunas familias que han perdido el trabajo acá, que están asentadas acá y para ellos están orienta la prioridad en la accesibilidad nuevamente al trabajo de toda la política pública, de todos nuestros planes de reactivación turística, comercial y también de Vaca Muerta”.

Como sucede en otras provincias, en Neuquén rige la ley de Empleo Neuquino, una normativa que habilita esta prioridad de la cual habla el gobernador a la hora de contratar nuevo personal y es por esto que Gutiérrez remarcó que “somos una provincia de puertas abiertas pero con políticas claras de Empleo Neuquino y Compre Local”.


Comentarios


Neuquén prepara una bolsa de trabajo para Vaca Muerta