Niegan el pago de un rescate



WASHINGTON (AFP) - El vicealmirante William Gortney, comandante de las fuerzas navales estadounidenses, aseguró ayer tras la liberación del capitán secuestrado por piratas somalíes que estos pidieron un rescate por el rehén, pero que Estados Unidos no tiene "por política negociar".

"Hubo un pedido para pagar un rescate. El monto exacto, no estoy seguro. Pero si estoy seguro que era una suma importante. La política de Estados Unidos es de no negociar", dijo el oficial en conferencia de prensa transmitida por la cadena CNN desde Bahrein. Informes de prensa difundidos el sábado estimaron la suma en 2 millones de dólares, pero esto no fue confirmado.

Al relatar el ataque de los piratas hace cinco días del Maersk Alabama, Gortney confirmó que el capitán del navío, Richard Phillips, "ofreció su vida de forma altruista a los piratas para proteger a su tripulación".

Además explicó que en la operación de rescate del capitán, un comandante en el terreno estimó que su vida estaba en peligro inminente la tarde del domingo y tomó la decisión de intervenir "en pocos segundos".

Tres piratas murieron y el cuarto "que se rindió es tratado humanamente".

Volvieron a Francia

En tanto, los cuatro ex rehenes franceses del velero "Tanit", rescatados el viernes en las costas de Somalia tras permanecer en manos de los piratas desde el 4 de abril, llegaron el domingo a un aeropuerto cercano a París en un avión militar, informó el ministerio de Defensa francés. Se desconoce si el cuerpo del capitán del velero, Florent Lemaçon, muerto durante la operación de rescate, se hallaba a bordo del avión que aterrizó en el aeropuerto militar de Villacoublay, al oeste de París. Los cuatro ex rehenes (la viuda del capitán, su hijo de 3 años y dos amigos) fueron recibidos por el ministro de Defensa, Hervé Morin. El "Tanit" fue capturado por piratas el 4 de abril en el golfo de Adén.


Comentarios


Niegan el pago de un rescate