“No tengo que pedir perdón por decir lo que pienso”

Antes de presentarse hoy en Neuquén y mañana <br />en Roca, Alfredo Casero dejó el humor de lado para hablar del país, de las denuncias y los arrepentimientos, de Maduro y de la presidenta.

El actor que se autodefine como “un mecánico”, presentará hoy, en Neuquén, y mañana, en Roca (ver aparte) su espectáculo “Estése confuso”, en el que los personajes, las escenas humorísticas y la música se anudarán en un caos que “pude ser interesante”. Pero antes, habló con “Río Negro” sobre sus estados de confusión.

-Hablando de estar confusos ¿Existió un estado de confusión en estos últimos días para vos? Estos días, compartiste en Twitter algunas ideas referidas a Leonardo Fariña, Lázaro Báez, Jorge Lanata...

-El problema más grave es avisarle a los más inteligentes, -que son los que quieren captar todos los partidos políticos-, que realmente tengan un ojo inteligente, que se fijen qué es lo que están apoyando tan desesperadamente. No es un gobierno, sino las personas. A mí, personalmente, hay cosas que me dan un poco de miedo. Me da miedo que un testigo hable y que después se desdiga, y que después venga el otro... Alguien tiene que bajar una línea. Porque Lanata bajó una línea porque está en contra del gobierno, pero después tiene que venir alguien a dar una explicación. ..

-A eso te refrías en la red social... (N de la R: @alfredocasero1: No deberían explicar algo, desde el gobierno como cuando le contestan exprés a Darín? que hay de verdad de todo esto, contesten por favor.)

-Los pibes están ahí haciendo fuerza porque ponen el corazón, ponen lo mejor de sí. Los pibes ponen lo mejor de sí. Y después te das cuenta de que una cosa así... y ponele que no fue esto. Que esto no pasó. Que esto fue todo un entredicho entre dos amigotes que hablaron de más, mencionaron a gente del gobierno, mandaron en cana y al otro día se desdijeron en el programa de (Jorge) Rial y como si eso lo entendiéramos porque es normal.

Y sigue, como una catarsis urgente, verborrágico: “Alguien tiene que decirnos algo. Como persona, como ciudadano, quiero saber qué es verdad o no, porque no entiendo. Cómo es que todos los poderes son mandados por un solo poder. Hay algo que está pasando y veo que muchos pibes tiran para adelante y creo que hay cosas que no deben tener claras. La mayoría de la gente que es captada para las militancias, no solamente la oficialilsta, eh... todas, no tienen una memoria de lo que fue o de los errores que se cometieron. Por eso digo ‘cuidado’. No digo cuidado no militéis, sino cuidado a quién le ponés el corazón”.

-En todos los casos...

-Tu vida puede ser de una manera pero también puede ser de otra manera. La democracia no es perfecta. Es perfectible. No podés poner pibes de 16 años a elegir un juez. ¿Por qué en este momento no se debate? ¿Por qué no lo debatieron y lo dan por hecho? Todo esto da una sensación de incertidumbre y de caos -hace una pausa larga-. Creo que seguir haciendo lo que uno está haciendo y hacerlo bien, a pesar de todo, marca el camino donde te van a seguir otros por convencimiento propio. Ganó (Nicolás) Maduro y la guardia nacional caga a tiros a la gente porque ganaron unos y no ganaron otros. ¿Cuál es el modelo que estamos teniendo? Ese modelo no lo quiero ni en pedo. Ese modelo ya lo vivimos y no lo quiero volver a vivir. Por eso tuitié eso. Pero fuera de eso, no soy una persona política. Soy una persona común.

-Pero te preguntás estas cuestiones...

-Tengo derecho a preguntarme de todo y no tengo que andar pidiendo perdón como (Ricardo) Darín. No tengo que pedir perdón por pensar y por decir lo que pienso. Nunca le faltaría el respeto al Presidente. Eso no se debe hacer. No podés cagarte en la figura del Presidente porque, si no, los presidentes se cagan en vos, como hizo De La Rúa. Si yo pudiera decirles a los pibes de 16 años, “cuidado...” Porque los pibes están mirando. Y este gobierno tiene a los mejores en comunicación. Tiene medios, y uno se enoja y va a hablar con éste, y después sale en “678”, y entonces el beneficio de la duda empieza a favorecer ¡a Fariña!

-Está como confuso todo...

-Esto es lo raro: que “678” favorezca a Fariña, no a Báez. Quiero que alguien me de una explicación. Tener directamente la palabra de la Presidenta. Tengo la necesidad de saber. Si se están llevando de a 500 palos verdes de acá, quiero saber, porque me rompen el corazón. No puede ser. Entrás en una locura de pensar que esta es buena gente y vos estás equivocado. Y de pronto te cae una cosa así, y otra cosa así, y otra, y vos que creías en algo, ahora estás dudando como la puta que lo parió, y nadie te dice nada. Tengo 50 años y cuando vuelvo a ver todo, me abruma. Y quisiera que no fuera así. Quisiera que todo eso fuera mentira. Sería un dolor en el alma, me imagino, para muchos. Que llegue a Tribunales y que nadie diga nada. Llega un momento que te querés matar. Amo este país con locura”.

Hace una pausa. Respira hondo. “No me fui nunca de acá. Me banqué todo el gobierno militar. Lo único que quiero es que no se repita la violencia. Vivimos mal con la violencia. Ojalá que no sea nada. Pero bueno, sé que estoy hablando con una periodista, tengo que hacer un show y me van a romper el orto con esto. Pero es lo que pienso. Anyway, nosotros somos argentinos. Sobrevivimos a todo o casi todo. Estamos diez años adelantados a Europa. Ellos ya aprendieron las fórmulas acá, aprendieron a resolver los conflictos porque ya los vieron acá. La revolución es el último grito analógico en un mundo que es totalmente digital”.

PAULA GINGINS

pgingins@rionegro.com.ar

El creador de “Cha Cha Cha” vuelve a la región.


Comentarios


“No tengo que pedir perdón por decir lo que pienso”