“Nuestro ejemplo, nuestro viejo”



Dedicado a Nicolás Valenzuela: Sos la semilla de dos grandes personas, seres honestos, trabajadores, luchadores y grandes ejemplos de vida. Aprendiste de ellos a valorar la vida, a dar amor a los demás y a luchar por lo que querías. Hoy tu despertador sólo marcará la hora de comenzar a disfrutar de tus logros. Luego de 40 años de lucha y esfuerzo es momento de descansar y disfrutar. Ciertas veces hemos mencionado con mis hermanas tus ausencias en la casa durante nuestras vacaciones escolares, actos en la escuela y otros, pero a medida que fuimos creciendo entendimos que todo ese tiempo lo estabas dedicando a nosotras, tus hijas y esposa. Cada mañana el ruido de tu bici te acompañaba con sol, viento, lluvia y hasta estados emocionales muy duros; pero así y todo nunca dejaste tus responsabilidades. No caíste. Todo lo que construiste lo tenés más que merecido. Mis hermanas y yo damos las gracias a Dios por tu inmenso esfuerzo y sacrificio, valorando cada una de las cosas que nos diste y nos seguís dando. Más allá de lo material, nos diste tus sabios consejos a través de palabras, miradas, silencios, que jamás olvidaremos. Sos nuestro héroe y sin dudas el mejor papá del mundo, te amamos con el alma y el corazón. Estamos superorgullosas de vos, que Dios te bendiga siempre y mil gracias por enseñarnos a ser buenas personas. Tus hijas Valeria, Lorena y Mabel Valenzuela, DNI 29.547.135 – Cipolletti

Mabel Valenzuela, DNI 29.547.135 – Cipolletti


Comentarios


“Nuestro ejemplo, nuestro viejo”