Senesi, directora del hospital de Roca: ''Nunca pensé en renunciar"

"Me siento acompañada por Nación, por Provincia y tengo excelente relación con la intendenta", le dijo la funcionaria a RÍO NEGRO.





La directora del hospital López Lima de Roca fue contundente sobre su continuidad en el cargo. ''Nunca pensé en renunciar, me siento acompañada por Nación, por Provincia y tengo excelente relación con la intendenta. Seguimos trabajando como el primer día'', le dijo Ana Senesi a Río Negro.

Sobre las distintas situaciones al interior del hospital que trascendieron, como la carta de los médicos o el sumario interno que se hizo y la posterior denuncia de persecución, la titular del establecimiento comentó: ''fue desafortunado que tomara estado público, fue un conflicto dentro de un servicio. No debió salir de ahí. Esperemos terminar bien esta situación''.

Fotos: Juan José Thomes

Senesi apuntó a la unidad de los distintos actores del ámbito de la salud y opinó que ''este marco de pandemia es más complejo porque se ponen en juego ansiedad, miedo, angustias, y en función todo eso tenemos que seguir trabajando y dar lo mejor de nosotros. En los momentos de crisis tenemos que sortear los obstáculos y seguir adelante porque la gente nos necesita. Si algo nos enseñó la pandemia es que hay que trabajar en equipo y que la solidaridad con el esfuerzo colectivo son fundamentales para salir adelante''.

Además dio precisiones de la forma de trabajo que llevan adelante y se manifestó conforme con lo realizado hasta el momento, teniendo en cuenta que se trata de una coyuntura inédita. ''Estoy agradecida del equipo que tenemos en Roca. Los voluntarios visitan a las personas aisladas por covid o contactos estrechos y ayer se hicieron 657 visitas, por ejemplo. Además se los llama por teléfono diariamente. Desde el primer momento trabajamos en conjunto con Nación. Tenemos un zoom semanal e incluso tuvimos una visita presencial. Algunos esperan que desde salud controle cosas que responden a la responsabilidad individual. En cuanto al trabajo del personal de salud, todo lo que podemos hacer para enfrentar la situación lo estamos haciendo''.

Sobre acciones concretas referidas al plano sanitario, contó que se formaron siete servicios nuevos que dependen del hospital y destacó la capacidad de trabajo. ''Nadie tuvo vacaciones y estamos trabajando desde el primer día'', afirmó.

Con barbijo y distanciamiento social, Senesi recibió a ''Río Negro''.

Consultada sobre cómo atravesó el López Lima estos cuatro meses, la directora hizo una breve cronología de los hechos: ''venimos trabajando mucho desde el comienzo. Hubo que aprender, estudiar, hacer protocolos, equiparse, que fue lo que hicimos al principio. Se reconocieron los circuitos covid y no covid. Hubo que hacer refacciones y remodelaciones. Fueron momentos de ansiedad hasta que comenzaron los casos. Primero fue lo de Valle Medio, dado que los casos críticos vienen al hospital de Roca. En la ciudad el primer brote de 29 pacientes se pudo controlar porque fue en dos barrios puntuales. Se neutralizó y tuvimos once días sin casos, pero no se si fue favorable porque la gente pensó que ya se había vencido al covid y sin embargo hubo un rebrote. Hoy el equipo sanitario puede dar respuesta, pero estamos al borde. La ''meseta'' de casos es muy alta (promedio de 100 activos durante los últimos dos meses)''.

Uno de los temas que más duda genera en la población y es de las principales preocupaciones de los distintos gobiernos desde el comienzo de la pandemia es la cantidad de camas. ''Desde que empezamos el plan de contingencia se hizo un trabajo conjunto con el público y el privado (establecimientos de salud). Cuando no hubo camas acá (en el hospital), se derivó a los privados. Ahora estamos organizando una UTI para adultos en Allen destinada a pacientes locales. En esta provincia, todos los covid positivo se internan'', subrayó Senesi.

En este sentido, se refirió a la diferencia entre los internados leves, moderados y graves, a los cuales se les da distinta atención y lugar según el caso. ''El Centro de Empleados de Comercio está disponible. Nación definió que las primeras derivaciones fueran a hoteles donde la gente estuviera más cómoda. En el CEC hay 70 camas disponibles pero con menos baños y está pensado para pacientes leves. Todavía tenemos capacidad en los hoteles, donde monitoreamos nosotros. Quiero aclarar que nunca hubo 'hospital de campaña', lo que hay es espacio para pacientes leves, como el CEC. El paciente moderado o grave viene al hospital o va a las clínicas. Se consiguieron 360 plazas para pacientes moderados, por lo que todavía hay un resto''.

Así se controlan los datos en el hospital.

En cuanto a la función del hospital en términos zonales, sostuvo que ''el Alto Valle es un gran corredor', donde la forma de trabajar de salud pública es regional, nosotros somos cabecera de otros hospitales más chicos y tenemos un circuito constante de pacientes. Si no hay camas acá, se derivan a otros puntos y los casos graves de allá vienen a Roca''.

Los contagios en Roca muestran números muy altos en relación a la cantidad de habitantes. Al respecto, Senesi opinó que la ubicación geográfica es una de la razones. ''Hay mucho movimiento porque la gente de Roca trabaja en otro lado o viene a trabajar desde otra ciudad. Acá nunca se frenó el movimiento y la cosecha, por ejemplo, se hizo normalmente''.

La directoria del hospital luce de buen ánimo y esquivó confrontaciones públicas. ''Desde lo personal es cansador y agotador. A veces tenemos que neutralizar conflictos porque somos directores de todos, pero es típico de las crisis. Trabajamos mucho para que todos tener los elementos necesarios para trabajar. Entiendo la carta de los médicos. Siempre el equipo de salud es atacado y son los que desde el principio están al frente. Seguramente con errores en el medio pero y con la finalidad de hacer siempre lo mejor'', finalizó.


Comentarios


Senesi, directora del hospital de Roca: ''Nunca pensé en renunciar"