Obama llega a Israel sólo para “escuchar”

Es el primer viaje de su segundo mandato. Fue recibido por el primer ministro Netanyahu; posteriormente se reunirá con el presidente Shimon Peres. Mañana lo hará con el mandatario palestino Mahmud Abas.



#

Visita oficial de Barack Obama a Israel (Foto AP)

Barack Obama llegó el miércoles a Israel en su primera visita como presidente de Estados Unidos, que le conducirá igualmente a los Territorios palestinos, con el único objetivo declarado de “escuchar”, pero no de lanzar una iniciativa para la paz. Este primer viaje de su segundo mandato, dominado por la crisis nuclear iraní, llega dos días después de la investidura del nuevo gobierno del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, que se ha fijado como “principal prioridad la defensa y la seguridad” por las “amenazas muy graves” provenientes, según él, de Irán y de Siria. Tras llegar a bordo del Air Force One al aeropuerto de Tel Aviv, Obama tenía previsto inspeccionar una batería del sistema antimisiles Iron Dome, financiado por Estados Unidos. El presidente norteamericano se reunirá posteriormente en Jerusalén con el presidente Shimon Peres, antes de ser recibido por Netanyahu, con quien mantiene una relación personal notoriamente fría. Barack Obama se entrevistará el jueves en Ramala (Cisjordania) con el presidente palestino Mahmud Abas, quien lo acompañará también al día siguiente en su breve visita a la basílica de la Natividad de Belén. El discurso que pronunciará Obama el jueves en Jerusalén ante centenares de jóvenes es visto por los comentaristas israelíes como un contrapunto al discurso del líder estadounidense en El Cairo hace cuatro años, que suscitó numerosas críticas en Israel. La popularidad del presidente Obama entre los israelíes, pese a que se encuentra en alza, se mantiene modesta. Según un sondeo de Jerusalem Post, un 36% de los israelíes consideran que el presidente estadounidense es más favorable a los palestinos, mientras que el 26% piensa lo contrario. La prensa se hacía eco el miércoles de la efervescencia que reina en Israel desde principios de semana. El diario popular Yediot Aharonot decía “Bienvenido”, en hebreo y en inglés, sobre un tapiz rojo de fondo y destacaba la “relación especial” entre los Estados Unidos e Israel. “God bless you. God bless the United States of America”, concluía. El diario de derechas Maariv, no obstante, recordaba a Jonathan Pollard, condenado en 1987 a perpetuidad en los Estados Unidos por espionaje en beneficio de Israel, y el periódico Yédiot criticaba que Obama visitara Israel con “una maleta lleva de palabras” pero sin plan de paz. Obama depositará además el viernes un ramo de flores en las tumbas del fundador del sionismo, Theodor Herlz, y del primer ministro asesinado Isaac Rabin, antes de visitar el memorial del Holocausto de Yad Vashem. El principal objetivo del viaje es reforzar las relaciones con Israel, principal aliado de los Estados Unidos en la región, y allanar las diferencias con Netanyahu sobre el programa nuclear iraní y la colonización de los Territorios palestinos. En una entrevista a la televisión israelí difundida el 14 de marzo, Obama mostró su intención de privilegiar la vía diplomática para arreglar la cuestión, pero aseguró “conservar todas las opciones sobre la mesa”. Coincidiendo con esta visita, el presidente ruso Vladimir Putin, ha invitado a Netanyahu a Moscú, tras la formación de su nuevo gobierno. Fuente AFP

EL MUNDO


Comentarios


Obama llega a Israel sólo para “escuchar”