Oficialismo y oposición vivieron con incertidumbre la noticia

Siempre que el gobierno parece levantar cabeza, aparece lo peor




Buenos Aires (ABA).- "¿Qué hicimos para merecer esto?", se quejaba anoche un vocero oficial al resumir el duro fin de semana que les espera.

Siempre que parece que este gobierno puede llegar a levantar cabeza ocurre lo peor. Y lo peor esta vez no fue Aerolíneas, el paro o un corte de ruta. Hasta se pensó en altas esferas gubernamentales que la detención del ex presidente Carlos Menem podía transferir capital político en una etapa de necesidad.

El traspié llegó sin que el gobierno pestañara de la mano de un imponderable: la salud del presidente.

El momento no podía ser más inoportuno. El jueves último se procuró darle las últimas puntadas a un acuerdo político con el peronismo que permitiera sacarle las "muletas" al andar del presidente Fernando De La Rúa.

El ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde fue el encargado de transmitirle un dramático mensaje en el marco de la placidez de los jardines de Olivos: "O firmamos antes de las elecciones un pacto o este gobierno se cae a pedazos", sentenció. El candidato a senador por el PJ bonaerense también utilizó la palabra "anarquía" como augurio inminente.

El jefe de gabinete Chrystian Colombo compartió en gran medida el diagnóstico de Duhalde. Es es uno de los mas ansiosos por firmar cuando antes un pacto de gobernabilidad.

Se trabaja alrededor de dos puntos básicos:

• Rediseñar los fondos provinciales en un acuerdo con todos los gobernadores.

• Otorgar un megacanje de salvataje a las PYMES

Además Duhalde tironea para que se restablezca un aumento a los aportes patronales de las empresas privatizadas, lo que altera el ánimo del ministro de Economía, Domingo Cavallo.

Por su parte, el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf siguió con suma preocupación los avatares de los partes médicos de la salud del presidente. Además, dio senales positivas de apurar el pacto político, con una una salvedad: "Tiene que firmarlo Alfonsín".

Ese es otro problema para el gobierno por estas horas. Desde la tropa alfonsinista contestan: "¿de qué pacto nos hablan?"

Alfonsín está cada vez mas distanciado de la Rosada. Sus quejas crecen a la medida que decae su imagen en la provincia de Buenos Aires como candidato. Según reconocen algunos radicales, el sacerdote Luis Farinello podría desplazarlo al tercer lugar lo que significaría una derrota sin precedentes para la Unión Cívica Radical.

La operación al presidente De La Rúa dejó desconcertados a los actores de esta historia.

Mientras los médicos derrochaban optimismo, varios dirigentes tomaban distancia de los pronósticos simplistas y reconocían la complejidad del tema. Por lo menos 20 días - aventuran - el país estará presidido por el senador Mario Losada.

Horacio Caride


Comentarios


Oficialismo y oposición vivieron con incertidumbre la noticia