Optimismo tras la cumbre clave entre Trump y Xi Jinping

Los líderes de las dos principales potencias económicas parecieron acercar posiciones en medio de la guerra comercial que ha generado una fuerte incertidumbre a nivel mundial.



#

Xi Jinping y Donald Trump, junto a sus delegaciones, anoche, durante la cena que compartieron en el Palacio Duhau, en Buenos Aires. La cumbre más esperada. (Foto: ap )

Los presidentes de Estados Unidos y China, Donald Trump y Xi Jinping, mantuvieron una cena de trabajo anoche en Buenos Aires después de meses de guerra comercial y, pese a los reclamos de los últimos días y las caras serias del encuentro, ambos se mostraron optimistas.

En medio de un clima de mucha expectativa e incertidumbre, la cena terminó sin declaraciones ni anuncios, pese a que el diario The Wall Street Journal reveló que ambos gobiernos están trabajando en un acuerdo para que Washington se abstenga de imponer nuevos aranceles, al mismo tiempo que Beijing aceptaría el fin de las restricciones a la compra de productos agrícolas y energéticos estadounidenses.

Pese a que no hubo ningún anuncio oficial, el encuentro en si mismo representó un primer paso necesario: por primera vez desde el inicio de la guerra comercial los dos mandatarios hablaron cara a cara.

Además, los dos se esforzaron en mostrarse optimistas al inicio del encuentro.

“Las relaciones con Xi Jinping son excelentes. Discutiremos sobre comercio y creo que llegado un punto traeremos a casa algo importante para China y Estados Unidos”, afirmó Trump ante la prensa antes de comenzar la cena.

Xi también coincidió en el planteo.

“Ha pasado cierto tiempo desde nuestro encuentro anterior... Muchas cosas han pasado en el mundo. Sólo con la cooperación entre nosotros podemos garantizar los intereses mutuos de paz y prosperidad”, sostuvo ante la prensa.

El mandatario estadounidense impuso aranceles de un exorbitante 10% a importaciones de productos chinos por 250.000 millones de dólares con la promesa de proteger a los olvidados trabajadores industriales y poner a “Estados Unidos Primero”.

Xi, en cambio, se presenta como el defensor de un capitalismo global estable, una transformación impensada para el líder de un Estado comunista y aún es resistido por Washington.

La muerte de Bush hizo levantar la conferencia

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump canceló la rueda de prensa que tenía prevista ayer en el marco de la cumbre del G20, como una señal de “respeto” hacia la familia del fallecido exmandatario George H. W. Bush. “Por respeto a la familia y al expresidente George H. W. Bush, esperaremos a que haya pasado el funeral para ofrecer una conferencia de prensa”, escribió Trump en Twitter. La Casa Blanca anunció que Trump asistirá al funeral, el miércoles próximo. Bush fue el cuadragésimo primer presidente de Estados Unidos entre 1989 y 1993. Falleció en su casa de Houston, Texas.

Macron, sobre los reclamos: “Jamás aceptaré la violencia”

Datos

“Jamás aceptaré la violencia”, dijo ayer el presidente francés Emmanuel Macron tras las duras protestas del movimiento de “chalecos amarillos” que causaron importantes daños en París (ver Mundo, página . 21).
“Ninguna causa justifica que las fuerzas del orden sean atacadas, que comercios sean saqueados, que se amenace a transeúntes o a periodistas, que se ensucie el Arco del Triunfo”, dijo el presidente en Buenos Aires en el marco de la cumbre del G20.
“Los culpables de estas violencias no quieren cambios, no quieren mejorar nada, quieren el caos. Traicionan las causas que pretenden servir y que manipulan. Serán identificados y responsabilizados por sus actos ante la justicia”, agregó Macron.
Convocó además una “reunión interministerial con los servicios competentes” para el mañana a la mañana, cuando esté de regreso en París.
Tras esas declaraciones, Macron rechazó volver a referirse al tema, en respuesta a las preguntas de la prensa.

Comentarios


Optimismo tras la cumbre clave entre Trump y Xi Jinping