Pandemia, economía e igualdad racial: Biden prepara su agenda

Conformará un grupo de expertos para elaborar un plan nacional para frenar el virus que pueda ser implementado desde el día que asuma el poder.




Joe Biden. El presidente electo visitó ayer el cementerio en el que están sepultados sus padres, su primera esposa y sus dos hijos. Foto: AP.

Joe Biden. El presidente electo visitó ayer el cementerio en el que están sepultados sus padres, su primera esposa y sus dos hijos. Foto: AP.

Tras celebrar su victoria frente a Donald Trump y sin haber recibido todavía un reconocimiento del mandatario republicano, Joe Biden se enfocó en los preparativos de su llegada a la Casa Blanca con cuatro prioridades: la lucha contra la pandemia, recuperación económica, igualdad racial y cambio climático.

Trump prometió redoblar su ofensiva judicial para impugnar los resultados, pero el destino de estas demandas parece poco auspicioso. Ante el silencio de su rival, Biden pronunció la noche del sábado un discurso centrado la promesa de “sanar” al país.

“Prometo ser un presidente que no busca dividir sino unir”, dijo durante un acto al aire libre en Wilmington, Delaware.

La pandemia de covid-19 -que deja más de 236.000 muertos en Estados Unidos- estará en el centro de las actividades de Biden como presidente electo. Este lunes, conformará un grupo de expertos para elaborar un plan nacional para frenar el virus que pueda ser implementado desde el día en que asuma el poder, el 20 de enero.

Durante su campaña ya trazó algunas líneas, como un proyecto de una red nacional para realizar pruebas, la obligación de utilizar mascarillas en los edificios federales y la gratuidad de la vacuna, cuando sea desarrollada.

Otro eje importante es la promesa de anular el proceso de retiro de Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lanzado por Trump, y volver al Acuerdo del Clima de París para limitar las emisiones que provocan el cambio climático. Además, el demócrata prometió anular el decreto migratorio del republicano que prohíbe la entrada al país de ciudadanos de varios países musulmanes y anunció que dará una vía para la regularización de unos 11 millones de indocumentados.

La actitud de Trump en los próximos días va a pesar en la capacidad de acción de Biden antes del 20 de enero, ya que para tener acceso a agendas, hace falta una decisión administrativa que lance efectivamente la transición. Ayer, Trump citó a un encuestador en Twitter afirmando que la “elección fue robada” y después salió de la Casa Blanca para jugar al golf.

Biden y su compañera de fórmula, Kamala Harris -la primera mujer vicepresidenta- deben comenzar a barajar la conformación de su gabinete, que se prevé otorgue un lugar central a las mujeres y a figuras de las minorías.

En sintonía con su discurso sobre la unidad, se especula también sobre la inclusión de representantes del ala más izquierdista de su partido, sin olvidar a los centristas y quizás incluso a algunos republicanos.

No obstante, el margen de maniobra estará condicionado por cómo quede conformado el Senado. Los republicanos ostentan una mayoría con 53 de los 100 escaños. En esta elección, en la que se renovaron 35 escaños, los demócratas perdieron uno y le arrebataron dos a los republicanos. Pero falta que termine el escrutinio en dos estados y en Georgia será necesaria una segunda vuelta debido a que ninguno de los candidatos alcanzó el umbral para ser elegido. El comicio se realizará el 5 de enero.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Pandemia, economía e igualdad racial: Biden prepara su agenda