Participaban de una fiesta clandestina en Plaza Huincul y la desactivó la policía

Fueron 50 los participantes que estaban en una vivienda particular.




Unas 50 personas que participaban de una fiesta clandestina en una casa del barrio Otaño de Plaza Huincul fueron sorprendidas por la policía, en la madrugada del domingo. El dueño de la casa fue notificado del inicio de la causa penal por violación del artículo 205º y a la vez, se le elaborarán las multas correspondientes desde el tribunal municipal de Faltas.

Fue alrededor de las 3:30 del domingo cuando la policía que patrullaba una zona de Plaza Huincul recibió varios llamados sobre una supuesta fiesta clandestina. El móvil llegó hasta Hipólito Sánchez y Misiones, donde era evidente la gran cantidad de vehículos en las inmediaciones y la música a alto volumen.

Una vez que la policía se anunció, un hombre de 58 años se identificó como el propietario de la casa y les relató que se encontraban en un evento familiar, donde había 50 personas. "Le hicimos saber de la prohibición de las fiestas por el riesgo al que se expone a la sociedad y a los trabajadores de la salud ante los contagios por el coronavirus", explicó el comisario mayor Eduardo Bravo.

El jefe policial relató que el propietario ingresó a la casa, habló con los asistentes y se desarticuló el festejo. Luego se informó a la fiscalía la identidad del hombre y se le inició la causa penal por la violación al artículo 205º y el informe correspondiente para darle cuenta a la dirección de Bromatología municipal de Huincul, del inicio de las sanciones que considere pertinente.


Comentarios


Participaban de una fiesta clandestina en Plaza Huincul y la desactivó la policía