«Pasó esto porque estaba solo»

"No comen desperdicios"





NEUQUEN (AN).- «Lo que pasó fue porque estaba solo», aseguró Ruth, la madre de Rubén. «Yo a veces lo acompañaba, pero esta vez no pude porque no podía dejar solos a mis demás chicos».

Ruth tiene 48 años, está separada y tiene siete hijos. La mayor, de 14 años, ya le dio un nieto. Viven todos en Almafuerte, en una casilla de madera, ubicada prácticamente al pie de la barda.

«Yo no puedo vivir con los 150 pesos del plan que recibo», aseguró en diálogo con «Río Negro». Lo mismo le dijo a la directora de la escuela donde Rubén cursa tercer grado. «Por eso Rubén iba al basural», explicó. «Traía cobre y cartón para vender, alimentos, ropa y pañales para mis hijos más chicos», indicó.

Respecto al accidente, «pasó porque nadie los estaba controlando», reflexionó. «Como estaba de vacaciones se fue con algunos amigos del barrio. Pero a partir de ahora no lo mando más al basural».

Ruth se enteró por la tarde del accidente de su hijo, casi diez horas después. «Me sentí mal porque todo el mundo sabía menos yo. Recién llegué al hospital a las 20, porque ni la policía ni nadie me avisó». Hace cuatro años, Ruth vivía en el barrio Confluencia, era ama de casa y su marido tenía trabajo estable en un aserradero. Hoy, además de los 150 pesos del subsidio recibe dos cajas con alimentos de Acción Social. Y espera que dentro de un mes, tal como le dijeron los médicos, Rubén pueda volver a su casa.

NEUQUEN (AN).- «De ninguna manera los chicos van a comer al basural», afirmó ayer el subsecretario de Acción Social, Manuel Gschwind, ante una consulta de este diario sobre lo ocurrido con el alumno de la escuela 311 de Toma Almafuerte «Los chicos van al programa Fuertes y Sanitos, y algunos padres que van recolectar cartones llevan a los chicos, pero no para que coman sino para no dejarlos solos, y por supuesto es gente que está incluida en otros planes laborales. Pero de ninguna manera los chicos van a comer al basural», aseguró el responsable de acción social.

El intendente de la ciudad, Horacio Quiroga, no habló del caso del chico accidentado porque no estaba informado. Tampoco quiso aludir al programa de asistencia de la provincia. «Yo puedo hablar de lo que hacemos nosotros, como el plan alimentario Comer en Casa y eso nos ha significado un mejoramiento de las políticas de complementación alimentaria». Es todo lo que dijo el intendente.

Los funcionarios fueron consultados ayer porque la denuncia de la directora Claudia Pérez, de la escuela 311, alude a la ausencia del Estado en materia de asistencia social en el lugar donde está el establecimiento. De la directora, Gschwind dijo que «debe haber algo raro» porque «los chicos no comen basura en el barrio». El funcionario ensayó una hipótesis sobre lo ocurrido: «A ese chico se le escapo al tío y se subió al camión, pero de ninguna manera fue a buscar comida entre la basura», insistió.

NEUQUEN (AN).- «Esto es producto de la marginalidad y la pobreza del país», dijo ayer Fernando Bulgarelli, director asociado de Servicios Médicos del hospital Castro Rendón. Y luego agregó que el basural «es lo más marginal que existe porque, si cabe un encuadramiento, es la categoría de subhumano».

Bulgarelli admitió que hay gente que come en el basural, pero lo hizo con una salvedad: «No es un problema de éste ni del anterior gobierno. Lo que sucede es que parece que ahora los medios encontraron el problema», dijo a «Río Negro». Expresó que el chico accidentado fue derivado del hospital Heller y llegó con un cuadro de fractura de los huesos de la pelvis. Dijo que todo fue producto de un cuadro de «aplastamiento» e informó que la evolución del paciente es favorable y que «tiene signos de desnutrición leve».

El subsecretario de Gestión Ambiental de la comuna, Carlos Roca, reconoció que la situación es muy grave y explicó que las crisis produjo dos fenómenos: «es más la gente que va a cirujear y la producción de basura disminuyó de 6.000 a 4.000 toneladas mes» Roca comentó que el ingreso de menores está prohibido pero es muy difícil de controlar. De hecho en los últimos tiempos se llevaron hasta el alambrado que cerraba el lugar.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Pasó esto porque estaba solo»