Pasó la nevada y volvió la luz a los barrios de Bariloche

Anoche solo quedaban tareas para restablecer el servicio en la zona de Llao Llao y Península San Pedro.



Las lluvias y nevadas complican el estado de las calles de tierra de Bariloche. Archivo

Las lluvias y nevadas complican el estado de las calles de tierra de Bariloche. Archivo

La intensa nevada que se registró ayer por la mañana en Bariloche se transformó en lluvia hacia la tarde y la mejora de las condiciones permitieron restablecer el servicio eléctrico en la mayoría de los barrios que habían sido afectados.

Las condiciones meteorológicas para este viernes anticipan posibles lluvias y nevadas por la mañana, mejorando hacia la tarde, con una temperatura máxima de 1ºC.

El meteorólogo de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas, Fernando Frassetto, advirtió que si bien este viernes habrá un “mejoramiento temporario”, la nieve volverá el sábado y luego, “hará tanto frío que quedará el hielo”.

Anoche la CEB informó que solo quedaban tareas en la zona del kilómetro 19 de la avenida Bustillo donde la caída de un árbol afectó el suministro a toda la población ubicada desde el kilómetro 18 hasta el 24.

También las últimas tareas apuntaban a restablecer el servicio en El Trébol y Península San Pedro.

Durante el día las cuadrillas de la CEB solucionaron el resto de los cortes de energía que se habían provocado por caída de ramas y árboles en distintos puntos, como consecuencia del peso de la nieve. También restablecieron el servicio de fibra óptica.

Si bien esta nueva nevada llegó el primer día feriado del fin de semana largo, el impacto no fue menor ya que la ciudad transita su sexto día consecutivo con un paro de transporte urbano de pasajeros y mucha gente debió caminar entre la nieve, con fuertes ráfagas de viento y lluvia por momentos, para poder llegar a trabajar.


Las complicaciones


La dirigente vecinal de Nahuel Hue, Virgina Gualmes, contó que ante la falta de colectivos la gente debió salir muy temprano caminando. “Hay autos que hacen de Uber pero te pueden cobrar desde 150 pesos para ir al centro, ida y vuelta. Una locura”, expresó.

Pese a las condiciones extremas, esta mañana los vecinos se acercaron a la escuela del barrio a buscar los módulos alimentarios.

“La gente necesita leña: no se consigue y sale 1700 pesos el metro”, contó.

Explicó que el municipio “recién ahora entregó la primera vuelta del Plan Calor que es un metro y dura una semana, menos ahora que la gente está en la casa”.

Pala en mano para despejar veredas e ingreso a las viviendas, la magen que se repetía ayer en Bariloche. Foto: Marcelo Martinez

Iris Miñoz, del comedor Gotitas de Esfuerzo, se sumó al reclamo: “La gente no tiene comida, no tiene trabajo, estamos en medio de una pandemia, encerrados y el que tiene un trabajo, debe caminar kilómetros y kilómetros en medio de este clima para no perder el día”.

“Es todo un desastre –resumió la mujer-; una falta de respeto a la gente. Al estado no le importa porque no vemos que se pongan rigurosos en esto”.

En plena nevada, muchos automovilistas debieron detenerse a mitad del camino para colocar cadenas a los neumáticos.

“Ya a la madrugada era abrumador el silencio en el barrio y uno ya sabe lo que se viene”, describió Daniel Fuentes, presidente la junta del barrio Pilar I, desde el techo de su casa intentando despejar la nieve que se había acumulado y que hacía suficiente peso como para verse desde abajo.

“Es imposible transitar. En la calle principal hay una sola huella de una camioneta 4x4. Esta nieve es más pesada que la de hace unos días. Se aplasta y genera hielo abajo. La gente circula a pié para ir a trabajar o al almacén pero hoy no se ven ni los perros”, dijo.


Comentarios


Pasó la nevada y volvió la luz a los barrios de Bariloche