Payamédicos: preparados para sanar desde la risa

Mejorar el ánimo de los enfermos y potenciar así su producción de endorfinas es el desafío de los payamédicos. Ahora Roca y Regina cuentan con referentes de la disciplina que mediante música, magia y poesía trabaja las emociones de los pacientes.



#

Con niños y adultos despliegan su encanto para fomentar una recuperación más rápida. (Foto: pfp )

Sanar desde la risa, los juegos y la música es el tratamiento que aportan los payamédicos a los pacientes. Roca desde ayer tiene sus 22 voluntarios en la disciplina, que luego de dos meses de formación empezaron sus practicas en el hospital Francisco López Lima.

Fabio Abalsamo es el formador interino en la región patagónica de la organización nacional de payamédicos. “Nos encargamos de la parte emocional mientras que lo clínico-médico se ocupa el doctor. La idea es trabajar para que el tránsito hospitalario sea lo menos traumático posible”, describió.

Explicó que el tratamiento aporta a la salud un beneficio que tiene que ver con el proceso de endorfinas. “Tratamos que la persona se empiece a conectar con su parte sana y esté de mejor ánimo, que su sistema inmunológico aumente, que esté más abierto al diálogo con el médico, tome menos medicación y tenga una recuperación más rápida”, enumeró el voluntario.

El grupo recientemente formado va a trabajar en los servicios de pediatría, clínica de adultos y las áreas de maternidad y de prematuros. Los nuevos payamédicos tratarán con pacientes de todas las edades y todas las patologías.

Asimismo dijo que en Roca han tenido una aceptación al “cien por cien”. “El Ministerio de Salud de la provincia apoyó la formación y la validó, en el hospital cuando se propuso el proyecto enseguida dijeron que sí y nos abrieron las puertas de todos los servicios. Estamos muy contentos porque confían en este trabajo que venimos haciendo hace más de 15 años”, expresó emocionado Fabio.

Con alcance nacional

“Somos un grupo de 5000 personas en todo el país, médicos psicólogos y un gran número de voluntarios con el objetivo de mejorar la calidad de vida del enfermo”, dijo Fabio, haciendo referencia a la organización que los nuclea.

La mayoría de los payamédicos recibidos son roquenses, a excepción de cinco oriundos de Villa Regina. “Próximamente vamos a estar en esa ciudad, también estamos trabajando en Chile”, adelantó.

Fabio también contó a “Río Negro”, que no se requiere estudiar medicina para ser un payamédico. “Cualquier persona que tenga el titulo secundario puede serlo, además el curso está avalado por la Universidad Nacional de Buenos Aires”, amplió.

Fabio Abalsamo vive en Puerto Madryn. Es actor y director y desde 2010 es payamédico, junto con su esposa y su hijito pequeño. Cuando el ofrecieron venir a la Patagonia no lo dudó. “Me entusiasme mucho con trabajar en el área de pediatría, pude entender que esto es muy bueno, la posibilidad de que las personas que están internadas por un rato puedan olvidarse del dolor, y empezar a soñar desde la música, la poesía y la magia”.

Multiplicadores

Una organización con 5.000 voluntarios

Payamédicos es una organización sin fines de lucro que tiene representación nacional.

En Río Negro este es el segundo grupo que se forma, el primero fue en Bariloche.

No se requiere estudiar medicina para ser un payamédico. Sí se pide el secundario completo.

“El ambiente hospitalario tiene sus traumas y es importante aportar color. Nuestra recompensa es la alegría de los pacientes”.
Fabio Abalsamo es el formador payamédico encargado de la Patagonia.

Datos

22
payamédicos se sumaron a la organización que trabaja a nivel nacional desde su conformación, hace 15 años.

Comentarios


Payamédicos: preparados para sanar desde la risa