Pena efectiva al abusador de una nena en San Martín

En el segundo juicio de cesura, a Matías Ancatel le impusieron algo más de cuatro años de prisión. Hubo nuevas pericias psicológicas a la menor abusada y a miembros de su familia.



#

Inicialmente Ancatel había sido condenado a una pena de prisión en suspenso, lo que generó el repudio de los vecinos.

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM)- El joven Matías Ancatel deberá purgar una pena de cuatro años y tres meses de cumplimiento efectivo, luego de una nueva audiencia de cesura por el abuso simple de una niña en ocasión de robo, ocurrido en marzo de 2014. En el primer juicio había salido con una condena de ejecución condicional, lo que provocó la indignación de los familiares de la víctima y vecinos. Aquella primera pena de tres años fue impugnada por la querella y el ministerio público, para derivar en un segundo juicio de fijación de la pena que concluyó ayer. Sin embargo, se presume, el resultado también será apelado, esta vez por la defensa. El fiscal Bagnat había pedido en estas nuevas audiencias la reclusión por seis años; la defensoría por los derechos del niño y el abogado de la familia, Gustavo Lucero, habían solicitado siete años, mientras que la defensa había propuesto el mínimo de seis meses. Conviene recordar que el juicio de cesura no modifica las figuras por las que Ancatel fue hallado penalmente responsable: abuso sexual simple de una niña de 9 años y robo simple. Ancatel ingresó por la fuerza a un domicilio de la calle Tres de Caballería, se encontró con la niña que estaba sola en la vivienda. Habría atado los brazos a la pequeña para hacerla recorrer la casa y que le indicase dónde podía hallar objetos de valor. Luego, en una de las habitaciones la violó. Como se apuntó, aquella primera definición de la justicia provocó una oleada de indignación en San Martín de los Andes que llegó incluso hasta el Concejo Deliberante con un crítico pronunciamiento sobre la labor de la Justicia. Por entonces la fiscalía había solicitado la imputación por abuso sexual gravemente ultrajante y la querella había pedido abuso sexual con acceso carnal, que en ambos casos prevén penas más gravosas, pero fueron desestimadas por el tribunal de primera instancia. Ahora se agregaron nuevas pericias psicológicas, para profundizar en la extensión de los daños causados tanto a la víctima como a su familia, hasta llegar al veredicto de cuatro años y tres meses de prisión. Ancatel fue noticia en varias ocasiones entre un juicio y otro. Por caso, fue condenado por un hecho anterior al abuso de la niña, consistente en daños (incendió una vivienda), y fue imputado hace apenas un mes por el robo de una casa también en esta ciudad. Como ambos sucesos no tienen sentencia en firme, no fueron incorporados a la evaluación que hizo ayer el tribunal de la audiencia de cesura.

San Martín de los Andes


Comentarios


Pena efectiva al abusador de una nena en San Martín