Percepción entre la realidad y la fantasía

"eXistenZ" otra muestra del mundo ambiguo de David Cronenberg



David Cronenberg es responsable de clásicos del género fantástico como “Videodrome” o “La Mosca”, hasta las obras menos clasificables de sus años recientes como “Crash” o “El almuerzo desnudo”. La ambigüedad y la confusión entre lo real y lo imaginario son recurrentes en el cine del canadiense y parece razonable que finalmente hiciera una película sobre la realidad virtual.

Porque de eso se trata de alguna manera “eXistenZ”, la película que cuenta con actuaciones protagónicas de Jennifer Jason Leigh y Jude Law, más las participaciones secundarias exquisitas de Ian Holm y Willem Dafoe.

Allegra Geller, la mejor diseñadora de videojuegos del mundo, prueba su última obra con un grupo de personas. Cuando un espectador intenta asesinarla con una exótica arma de carne y huesos que dispara dientes, nuestra percepción de lo que es el juego y la realidad comienzan a cambiar (y sucederá muchas veces), y el pasaje de una realidad a otra y la aparición de otro juego dentro del juego general complican la trama y alteran la percepción.

Cronenberg usa este juego para tratar sobre la naturaleza de la realidad y la fantasía, y las consecuencias de las experiencias cada vez más “reales” a través de la tecnología.

En el mundo de “eXistenZ”, la tecnología es prácticamente orgánica: presenta una consola de videojuegos “viva”, una masa de carne rosa sujeta a cambios de humor y a enfermedades infecciosas.

La interfase con la “consola” es totalmente sensorial, por medio de un “biopuerto”, un agujero en la base de la espina dorsal en el que se inserta un cordón umbilical, en una metáfora sexual es bastante evidente.

Cronenberg excluyó todos los elementos que podrían remitir a la imaginería sobre lo “virtual” como computadoras o imágenes sintetizadas, y las reemplazó por el elemento carne. Y antes que los efectos especiales, prefirió los instrumentos del cine clásico: la luz, los encuadres, los movimientos de cámara.

“eXistenZ” es en cierto modo una revisión de la filmografía de Cronenberg y sus obsesiones: el complot, la fascinación por la desintegración de los cuerpos, las relaciones sentimentales/sexuales enfermizas, las mutaciones, las consecuencias del desarrollo tecnológico, la imposibilidad del creador de controlar a su creación, la simbiosis entre materia orgánica e inorgánica.

Cronenberg continúa proponiendo ideas innovadoras en medio de un lenguaje cada vez más personal e introspectivo, pero al utilizar como herramienta narrativa lo grotesco, para muchos el mensaje pasa desapercibido. “eXistenZ” es mucho más que una película de ciencia ficción, es una fuente de ideas rodeada de metáforas que van más allá de lo grotesco.

Ignacio Artola


Comentarios


Percepción entre la realidad y la fantasía