Perpetua para condenado por femicidio vinculado en Neuquén

Es la primera vez que se dicta una sentencia de este tipo en Neuquén. Juan Calello mató de una puñalada a un joven para hacer sufrir a su expareja, madre de su hija.



#

El condenado ingresó a la vivienda y apuñaló al joven que estaba con su expareja. (Foto: archivo )

“Si te veo con otro lo mato”, le había dicho Juan Ernesto Calello a su expareja Daiana Benítez. Pocas horas pasaron hasta que esa amenaza se tornó realidad, el 29 de octubre del año pasado cuando de una puñalada al corazón asesinó a un joven que nunca antes había visto, a Patricio Escudero, por el solo hecho de estar con Daiana.

Por ese crimen Calello fue declarado culpable por un jurado popular del delito de femicidio vinculado, es decir, de matar a alguien para hacer su sufrir a su expareja. Y ayer el juez Mario Rodríguez Gómez le impuso la pena de prisión perpetua.

El caso de Calello sentó un precedente, ya que es el primer caso en ser juzgado y condenado por esa nueva figura incorporada en 2012 al Código Penal y que viene a reflejar parte de la violencia que se ejerce hacia las mujeres.

Tal como remarcó en su fallo el juez, Calello “claramente, cosificó a la madre de su hija, considerando que era algo de su propiedad y que no podía disponer de su vida”.

A raíz de la conflictiva relaciones que Daiana y Calello tenían, en la que varios vecinos habían incluso optado por no hablarle a la joven para evitar ser increpados, la muchacha había acudido varias veces a la justicia.

Se dictó una orden de restricción para que el joven no hostigara más a la madre de su hija, pero apenas un día antes Calello violó es prohibición, la golpeó y le dijo que iba a matar a cualquier hombre que esté con ella.

Daiana volvió a acudir a a justicia y se puso en marcha una causa por lesiones en contra de su expareja.

Fue entonces que, creyendo que estaba segura, Daiana acordó verse con un joven con el que llevaba un tiempo chateando, para evitar precisamente que Calello los viera.

Ese chico era Patricio y fue esa misma noche de sábado que por primera vez se vio con Daiana.

Fueron juntos a su casa y estaban charlando y tomando algo cuando a las 3 de la mañana Calello los sorprendió.

“Existen dos víctimas: Escudero, a quien el imputado dio muerte; y Benítez, quien debe cargar con el sufrimiento y la culpa de esa injustificada y grave agresión”, indicó el juez antes de leer la sentencia de prisión perpetua, tal como había solicitado el fiscal que llevó el caso a juicio, Agustín García.

El crimen ocurrió la noche del 29 de octubre del año pasado y la evidencia en contra del acusado fue abrumadora. El joven se entregó el mismo día del homicidio en la Comisaría 18.

El condenado reconoció el hecho e incluso le pidió perdón a los familiares del joven al que apuñaló en el corazón. Se entregó el mismo día del hecho.

Datos

El condenado reconoció el hecho e incluso le pidió perdón a los familiares del joven al que apuñaló en el corazón. Se entregó el mismo día del hecho.

Comentarios


Perpetua para condenado por femicidio vinculado en Neuquén