Piden nueva pericia sobre la telesilla cuadruple

La Justicia encargó un nuevo estudio para determinar las causas físicas del descarrilamiento ocurrido el 12 de julio, que provocó heridas a siete turistas.



#

La investigación judicial espera autorización de una nueva pericia. Foto: Archivo

ACCIDENTE EN CATEDRAL

La investigación de las eventuales responsabilidades penales por el descarrilamiento de la telesilla cuádruple está sujeta a la realización de un estudio físico sobre las causales del episodio ocurrido el pasado 12 de julio, que provocó siete personas heridas de distinta gravedad.

Tras los estudios que constataron las condiciones de seguridad y permitieron la reapertura de ese medio de elevación el 26 de julio, el juez Martín Lozada designó al doctor en Física Rodolfo Pregliasco para que realice la nueva pericia técnica, cuya ejecución está condicionada a la aprobación del presupuesto presentado por el científico y su equipo de investigación.

Lozada informó a “DeBariloche” que ya recibió el plan de trabajo y el cálculo de costos elaborado por Pregliasco y que lo elevó a la Contaduría del Poder Judicial para su aprobación, pero declinó brindar detalles sobre el monto presupuestado.

El magistrado señaló que en la causa hay “un montón de datos y testimonios reunidos pero que no alcanzan para determinar responsabilidades con la certeza que requiere una acción criminal” y que la pericia solicitada busca conocer las causas físicas y mecánicas del descarrilamiento. “Solo conociendo los factores físicos del desacople se puede merituar las responsabilidades y empezar a trabajar sobre las posibles hipótesis para saber si esto debió haber sido previsto, si se debió a una maniobra o una falta de maniobra que pudiera representar una acción u omisión culposa” explicó.

Mientras espera una respuesta de la Contaduría -extraoficialmente este medio pudo saber que el presupuesto orilla los 150 mil pesos- la instrucción afinó la definición sobre el carácter de las lesiones sufridas por los siete turistas heridos.

El descarrilamiento de la telesilla cuádruple de Punta Nevada, una de las favoritas de los esquiadores, generó conmoción en el inicio de la temporada invernal. El viernes 12, pasado el mediodía, una ráfaga “lateral” superior a los 100 km/h embolsó la línea de sillas mientras trasladaba esquiadores hacia la cumbre y desprendió el cable que las transporta a la altura de la torre once.

Ocho turistas resultaron despedidos por el violento movimiento y cayeron entre 6 y 8 metros de altura, siete de ellos sufrieron heridas que en tres casos resultaron de gravedad.

A partir de ese momento la telesilla quedó cerrada, sujeta a la causa judicial abierta para determinar las eventuales responsabilidades penales. Lozada autorizó su reapertura el 26 de julio después que la concesionaria de medios Catedral Alta Patagonia realizó las adecuaciones sugeridas por el equipo técnico designado por el magistrado para determinar las condiciones de seguridad de la telesilla.

Las correcciones pasaron por la adecuación de los sistemas de medición meteorológica para la operación de los medios de elevación, para lo cual Capsa instaló un anemómetro en la torre 11, capaz de medir la orientación y la fuerza de los vientos, y contrató al meteorólogo Enzo Campetela.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Piden nueva pericia sobre la telesilla cuadruple