Piden nueve millones por las tierras de Gasparri

Son casi 900 hectáreas, distribuidas entre San Patricio del Chañar, Cipolletti y Campo Grande




El juzgado Civil y Comercial Nº5 de la ciudad del Neuquén, a cargo de la jueza Norma Poza, autorizó ayer la licitación de las tierras que posee la firma frutícola Gasparri Hnos S.A. -tras la quiebra decretada en agosto del año pasado- en las localidades de San Patricio del Chañar, Cipolletti y Campo Grande.

Los pliegos de la licitación serán puestos a la venta la semana próxima a un valor de 2.000 pesos y para fin de marzo la justicia tiene previsto dar apertura a los mismos para saber qué empresa o particular se quedaría con las casi 900 hectáreas de la quebrada firma cipoleña.

Para una segunda etapa, que se efectivizará en setiembre del presente año, se llamará a licitación a toda la parte de servicios que tiene Gasparri Hnos S.A., sector que comprende el galpón de empaque y las cámaras frigoríficas, toda esta estructura ubicada en la zona céntrica de la ciudad de Cipolletti.

Según trascendió, por las tierras se podrá hacer una oferta en bloque o dividir la misma en cuatro partes, delimitadas estas últimas en el mismo pliego de licitación.

El valor base, propuesto por la justicia y por la totalidad de las tierras, se ubicaría cerca de los 9,0 millones de pesos, es decir un promedio de 10.000 pesos la hectárea plantada.

Sólo las 830 hectáreas del San Patricio del Chañar saldrán con una base de 7,3 millones. Por las tierras de Campo Grande cerca de un millón de peseos y por la chacra "La Juana" de Cipolletti 650.000 pesos.

De no contar con oferentes en esta primera etapa, la justicia estudiaría llamar a una segunda instancia, pero esta vez sin base.

Las expectativas de los síndicos de la quiebra sobre esta licitación son altas, ya que las tierras en cuestión están produ- ciendo algo más de un millón de cajas de fruta por temporada, siendo el 40% de las mismas duraznos y pelones que hoy tienen un alto valor comercial en el mercado y el restante 60% está compuesto de pera y manzana que -en su gran mayoría- son nuevas variedades.

La actual ley de Quiebras prevé dos instrumentos que pueden ser utilizados en el recupero de fondos para ser estos luego repartidos entre los acreedores: la licitación -que es lo que se usará en este caso- y la subasta pública, que se aplicará sobre el resto de los bienes, como es el caso de las oficinas que tiene la frutícola en Buenos Aires y Cipolletti, las maquinarias que hoy se encuentran en el campo y varias viviendas que posee en la región.

La provincia, interesada

La deuda concursal que presenta Gasparri Hnos S.A. se la ubica en el orden de los 38,3 millones de pesos, de los cuales algo más de 22 millones corresponden a acreedores quirografarios (sin garantías) y el resto a acreedores privilegiados que son los que cobrarían primero de obtenerse los fondos por la licitación.

El principal acreedor es el Banco Provincia del Neuquén al que le adeuda una cifra superior a los 16 millones de dólares.

No se descarta que este organismo oficial participe de la financiación de la base de la licitación, así como tampoco la posibilidad de que el mismo banco se haga cargo de las tierras, en caso de que no existan ofertas razonables, las subdivida en unidades de 25 a 50 hectáreas y las entregue a productores con un sistema de créditos a tasas subsidiadas.

Trascendió que la cartera del ministro José Brillo está evaluando la posibilidad de impulsar la construcción de un galpón de empaque para la región de San Patricio del Chañar, el cual contempla las tierras que hoy tiene la quebrada empresa Gasparri Hnos S.A. en esa localidad.

Si bien nada hay definido al respecto, se supo que técnicos de la cartera del ministro Coordinador, y hasta el mismo Brillo, han tomado contacto con empre-sas líderes de la región para ver la posibilidad de inversión, teniendo como base la producción existente en el Chañar y como herramienta financiera al BPN.


Comentarios


Piden nueve millones por las tierras de Gasparri