Piqueteros en campaña: nada de cortes

Dedican su energía a las elecciones del domingo.



Por NICOLAS WIÑAZKI

Las calles de la Capital Federal, y las principales rutas nacionales estarán libres de piqueteros al menos hasta el día después de las elecciones. Los más importantes líderes de los movimientos sociales olvidaron sus protestas por un tiempo y dedican toda su energía a encauzar sus proyectos políticos en estos comicios legislativos. Muchos de los líderes de los piqueteros “duros” están en campaña, o militan a favor del voto en blanco y del “abstencionismo”. Los piqueteros “blandos”, en cambio, están en campaña pero a favor del gobierno y usan todos su recursos y energías para lograr una victoria del oficialismo, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, donde los piqueteros -sean “duros” o “blandos”- son históricos enemigos del duhaldismo.

Nina Pelozo, esposa del piquetero Raúl Castells, líder del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), es candidata doble: a senadora y a diputada provincial por la provincia de Buenos Aires. Su esposo Castells la acompaña como tercer candidato a diputado, detrás del secretario general de la Federación Gremial de Trabajadores de la Carne (Fgtca), Silvio Etchaun y Nelly Cava

llero. Pelozo admite que su movimiento cambió las protestas callejeras por los actos de campaña: “Estamos haciendo actos por todas las localidades de la provincia de Buenos Aires. Eso sí, ni bien terminen las elecciones volvemos a cortar las calles y a protestar. Es más, para el 26 de octubre ya tenemos programada una marcha”.

Otro líder piquetero de los “duros” que abandonó por unos días las protestas para dedicarse a su campaña electoral es Néstor Pitrola, del Polo Obrero, candidato a senador por la provincia de Buenos Aires: “Algunos sectores de los movimientos sociales debatimos qué hacer en esta campaña, y llegamos a la conclusión de que la gente está metida en el pro

blema electoral y tenemos que prestar atención a eso.

La lucha va a a seguir, por supuesto, pero por estos días estamos metidos en la campaña. Yo soy candidato, por ejemplo. Creemos que estas elecciones tienen que ser un refuerzo del movimiento de lucha, más allá de que fue una pena que no salió un candidato de un frente de todas las organizaciones sociales, como me hubiera gustado. Pero los piqueteros que nos candidateamos tenemos que ser verdugos de este modelo de hambre y desocupación”.

Los otros sectores piqueteros “duros”, como el Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) Aníbal Verón, o la Corriente Clasista y Combativa (CCC), también hacen campaña, pero a su modo: sin cortes de ruta, por ahora, pero militando a favor del voto en blanco o la impugnación: “Somos abstencionistas”, dicen. Los integrantes del movimiento Unión de Trabajadores de Lucha (UTL), en cambio, encontraron un candidato algo extravagante que dicen los representa: apoyan al ex juez Penal y Económico Julio Cruciani, que se postula a senador por Buenos Aires.

Del otro lado están los llamados piqueteros “blandos”, que hace dos años abandonaron las calles para apoyar el proyecto político de Kirchner, como Luis D'Elía, de la Federación Tierra y Vivienda (FTV); Jorge Ceballos, de Barrios Pie o Emilio Pérsico, del MTD Evita, que se transformaron en los principales puntales de la candidatura de Cristina Kirchner: los integrantes de sus movimientos -más 50 mil militantes- se sumarán al cuerpo de fiscales del oficialismo en la elección bonaerense. Edgardo Depetris, líder del Frente Transversal y Nacional, es el único de los piqueteros “blandos” que logró integrar una lista de candidatos: es decimotercer candidato a diputado en la lista del Frente para la Victoria, con altas chances de llegar a la cámara baja.

Piqueteros “duros” y “blandos” llegan a las elecciones con el mismo desafío: transformar en votos reales el apoyo con el que dicen contar entre los sectores más humildes de la sociedad. (ABA)


Comentarios


Piqueteros en campaña: nada de cortes