Plaza Huincul analiza cómo ayudar a los familias afectadas por el temporal

Continuarán con los trabajos de retiro de árboles durante varias semanas





Tras el temporal de viento, lluvia y granizo, el intendente de Plaza Huincul, Gustavo Suárez confirmó que fueron 46 los techos que se volaron y más de 200 los dañados. Entre ellos hay casas de familia y edificios municipales, policiales y escuelas y clubes deportivos. Se evaluará si es factible buscar alguna línea crediticia, a través del ente ENIM, para la reconstrucción de las viviendas dañadas. El Comité de Emergencia que se había constituido el pasado martes ya se cerró.

El intendente Gustavo Suárez anunció el cierre del Comité de Emergencia –que conformaron los representantes de diferentes organismos- y que, a partir de ahora, seguirá la tarea por sectores.

“Lo que no está superado son los daños que tuvo (la ciudad) y la situación que tuvimos no está superada. Es una cuestión donde hay que seguir trabajándola”, refirió.

Detalló que fueron 46 los techos volados y los dañados –todos relevados por el municipio- son 217. En total, desde el área social, se visitaron a 256 familias y se dispuso la entrega de colchones, frazadas, víveres, nailon y hasta velas.

En total, hubo 250 personas trabajando en las cuadrillas. Agradeció a los trabajadores de la cooperativa Copelco, que se dedicaron de inmediato a reparar las líneas caídas y que generaron interrupción del servicio durante casi 48 horas, en los casos más complicados.

El jefe comunal contó que mantuvo una comunicación con su vecino de Cutral Co, José Rioseco, quien se solidarizó por la situación y agregó que la semana entrante se reunirán para analizar de qué manera, desde el ente ENIM se instrumenta un aporte para la reparación de las viviendas dañadas.

“Puede ser una línea de créditos ante el Instituto Municipal de la Vivienda y que allí cada vecino lo solicite. No podemos esperar la llegada de los fondos, porque necesitamos que sea rápido”, aclaró.

En cuanto a la situación planteada con los monotributistas que prestan distintos servicios para el municipio y que fueron convocados pero un escaso número respondió, Suárez fue contundente. “El que trabaja va a seguir, el que no, se quedará sin trabajo. Es una cuestión de compromiso y de responsabilidad porque se les paga para que trabajen”, indicó. Confirmó por otra parte, que varios ya fueron notificados de la decisión.

Finalmente, el jefe comunal señaló que queda mucha tarea todavía de retiro de árboles de grandes dimensiones que si bien ya no están sobre los techos de viviendas, si se encuentran en los patios.


Comentarios


Plaza Huincul analiza cómo ayudar a los familias afectadas por el temporal