Podrá haber más público en el juicio La Escuelita de Neuquén

Las Madres de Plaza de Mayo volverán al juicio el 10 de noviembre, luego de un resguardo de pandemia que se prolongó durante todo el proceso.





El Tribunal Oral Federal de Neuquén amplió el aforo en las audiencias presenciales del juicio por delitos de lesa humanidad, a casi un 40 por ciento de la capacidad de la sala. A partir de la semana que viene, el público volverá a la sala a partir del inicio de los alegatos acusatorios a cargo de la fiscalía, en el primer turno.

Se permitirá un público de hasta 50 personas, de los cuales 10 están reservados para la cobertura de prensa. Hasta ayer, sólo se permitían 20 sillas -5 para periodistas- en un salón de audiencias que permitió en la prepandemia hasta casi 200 personas sentadas para los días de alegatos y sentencia.

Con la ampliación de la vacunación y el cese de restricciones por menores contagios por coronavirus, las Madres de Plaza de Mayo anunciaron que volverán a participar de las audiencias presenciales. Será para el 10 de noviembre, cuando está programado el veredicto, la parte resolutiva de la sentencia de los jueces.

La mayoría de los 15 acusados siguieron las audiencias por la modalidad zoom. Pese a que los jueces les concedieron que se pudieran ausentar de las jornadas de debate y estar fuera de la sala (virtual) en las testimoniales, en la mayoría de las audiencias se conectaron entre 9 y 11 militares, policías rionegrinos, federales y el civil de inteligencia Raúl Guglielminetti. Tres de ellos, Guglielminetti y los militares de inteligencia Norberto Condal y Jorge Di Pasquale, siguieron los testimonios desde la sala de Marcos Paz y de Ezeiza, ya que son los únicos 3 detenidos en la cárcel por orden de otros tribunales federales.

En este tramo en el que se juzgó los secuestros en Neuquén, Cutral Co y Cinco Saltos, las torturas, desapariciones forzadas y homicidios; también se avanzó en la acusación por violación a las cautivas, por el caso de tres sobrevivientes del centro clandestino «La Escuelita» de Bahía Blanca.

El piloto acusado de trasladar en la noche y en forma clandestina a las 20 personas por las que se hace este juicio -nueve desaparecidas- Juan José Capella, también debe responder por esa imputación, según el planteo de la fiscalía. «Sin el traslado en el vuelo clandestino, no hubiera sido posible» las vejaciones, violaciones, torturas, desapariciones y homicidios, manifestó la fiscalía.

Los jueces aún no definieron si en la sentencia emitirán un veredicto que incluya la acusación de violación. Autorizaron la indagatoria a 11 de los acusados por este delito y en el final -el 10 de noviembre- darán a conocer si remiten las actuaciones a otra instancia, o incluyen la condena por violación en su sentencia.


Comentarios


Seguí Leyendo

Podrá haber más público en el juicio La Escuelita de Neuquén