Policía iba a ser acusado por vejaciones pero se quedó dormido

Es por la denuncia de un periodista de Catriel. Fue el argumento que expuso el defensor en la audiencia de formulación de cargos que se hizo ayer en Cipolletti. Hay otros dos efectivos que fueron imputados por varios delitos.



El fiscal Guillermo Merlo le cede la palabra al querellante Rafael Cuchinelli.  Mañana habrá una nueva audiencia.

El fiscal Guillermo Merlo le cede la palabra al querellante Rafael Cuchinelli. Mañana habrá una nueva audiencia.

Uno de los tres efectivos implicados en la causa penal por la golpiza a un periodista de Catriel no se presentó a la audiencia de formulación de cargos porque “se quedó dormido”.

Ese fue el argumento que esgrimió su defensor Pablo Barrionuevo en una sala de los tribunales cipoleños donde ayer se abrió la audiencia. Los otros dos efectivos involucrados en el hecho quedaron imputados.

Ante la consulta de la jueza de Garantías Laura González Vitale sobre el paradero del policía ausente, el defensor informó que se quedó dormido.

Finalizando el debate, Barrionuevo recibió un mensaje de texto por parte del policía justificándose de no haber asistido a la audiencia. Estaba previsto que los tres uniformados fueran juntos ya que forman parte de la Unidad Novena de Catriel. Sin embargo, llamativamente, uno de ellos se ausentó.

La querella patrocinada por Rafael Cuchinelli, y el fiscal Guillermo Merlo le solicitaron a la jueza que ordene la rebeldía del funcionario policial. Pero ante el compromiso del defensor de presentarse el viernes con su cliente, la jueza no hizo lugar al pedido.

De esta manera mañana habrá una nueva formulación de cargos. El ausente está acusado de ser uno de los que golpeó al periodista.

En tanto, la jueza de Garantías dio por formulados los cargos contra los restantes efectivos dependientes de la Unidad Novena.

Nelson Torres quedó imputado por los delitos de lesiones leves por el carácter de funcionario policial en abuso de sus funciones.
Además fue acusado de desobedecer de una orden judicial y retención indebida del detenido. Es que, tras la acusación, trascendió que Torres no solo incumplió una orden judicial de la jueza de Paz, Georgina Garro, sino que también adulteró un documento público.

Fernando Berdugo fue acusado del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Por otro lado, la parte acusadora solicitó una prohibición de acercamiento de los policías a la víctima argumentando hostigamiento -especialmente por redes sociales- contra el periodista.

La jueza tampoco hizo lugar al pedido a pesar de la jurisprudencia y los argumentos alegados tanto por el querellante como por el fiscal.
El hecho ocurrió el 1 de septiembre pasado. La víctima, que se encontraba con dos amigos en un auto cerca del centro de la ciudad, denunció fue “violentamente golpeado” por parte de varios efectivos policiales.


Comentarios


Policía iba a ser acusado por vejaciones pero se quedó dormido