Policías federales de Zapala estuvieron de fiesta y quieren evitar el juicio

La fiscalía los imputó por incumplir leyes y decretos dictados para impedir la circulación del covid-19. Los efectivos intentarán eludir el juicio a cambio de una donación. ¿Pueden hacerlo al ser funcionarios públicos?




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

La audiencia fue transmitida en vivo por YouTube.

La audiencia fue transmitida en vivo por YouTube.

Cinco policías federales fueron formalmente imputados hoy de participar de una fiesta que se realizó en la vivienda de uno de ellos, en Zapala. La reunión, violatoria de la cuarentena, se descubrió porque una de las mujeres que asistía denunció un presunto abuso sexual.

Hoy se hizo la formulación de cargos contra los imputados, tres varones y dos mujeres, por incumplir leyes y decretos nacionales y provinciales "dictadas para evitar la propagación del covid-19, con lo cual pusieron en peligro la salud de la población". Sus defensores adelantaron que negociarán con la fiscalía una salida alternativa para no ir a juicio.

El Código Procesal Penal de Neuquén los habilita, formalmente, a recibir ese beneficio. La fiscalía puede aplicar un criterio de oportunidad y desistir de la acusación. En la audiencia de hoy ya se habló de una posible donación a un centro de salud a cambio del sobreseimiento.

Resultaría paradójico que la fiscalía, encargada de pedir sanciones para quienes cometen delitos, use sus facultades para premiar a cinco funcionarios públicos que participaron de una fiesta ilegal en vez de controlar que esa clase de reuniones no se realicen. No sería de extrañar que los policías argumenten que estaban en el festejo para controlar a los demás participantes, como parte de su trabajo.


En directo


La audiencia de formulación de cargos se realizó por videoconferencia, organizada por la Oficina Judicial de Zapala, y se transmitió en directo por YouTube. Los imputados no aparecieron en cámara y las referencias a ellos fueron por las iniciales de sus nombres, para preservar su identidad.

La jueza de Garantías fue Carolina González, la acusación la formuló la fiscal Laura Pizzipaulo y los defensores fueron Martín Segovia y Pablo Méndez.


Denuncia de abuso


Pizzipaulo detalló que la fiesta se realizó en una vivienda de la calle Carlos Vera, entre las 22.30 del 8 de agosto y las 7 de la mañana del día siguiente.

En un lenguaje impreciso, la fiscal agregó: "A raíz de un llamado telefónico por un inconveniente, personal de la comisaría del Menor y la Mujer se acerca al domicilio, porque las mujeres en la fiesta llamaron a dicha dependencia".

Se descubrió así la fiesta, y a los cinco federales que participaban de ella.

La errática referencia de la fiscal adquirió sentido luego, cuando el defensor Martín Segovia preguntó si seguía abierta la investigación por presunto abuso contra su defendido. Pizzipaulo no le contestó, porque no era tema de la audiencia.

Río Negro publicó en su momento el hecho. Se investigó, y aún parece que sigue abierto el legajo, la fiesta y el presunto abuso de una de las participantes.

En cuanto al posible acuerdo para evitar el juicio, la oferta la hicieron los defensores antes del cierre de la audiencia. La fiscal dijo que lo conversaría con ellos en privado.


Prohibición


El Código Procesal Penal de Neuquén prohíbe aplicar criterios de oportunidad o suspensión de juicio a prueba a funcionarios que cometan delitos en el ejercicio de su cargo.

En este caso, no se sabe si los policías estaban "trabajando" o en su día libre. La pregunta es si mantienen la autoridad ante la sociedad para seguir ejerciendo el cargo como antes.


Comentarios


Policías federales de Zapala estuvieron de fiesta y quieren evitar el juicio