En Río Negro un peronismo “ralentizado” pugna por su proyecto para el 2023

La dirigencia sumó presión al Consejo para debatir estrategias, a partir de la idea de un Frente “anti-neoliberalismo” con JSRN. Habrá un pedido formal de reunión.





Confusión es el rasgo del justicialismo rionegrino. Arrastra la inseguridad del gobierno nacional y, además, se sumerge en un debate explosivo sobre su futuro inmediato.

En diciembre pasado, la conducción del PJ provincial se reunió en Sierra Colorada, prometiéndose la recuperación, después de la dramática derrota del 2021. El movimiento acordado fue conformar en febrero una Mesa de Acción Política. En esta jura estuvieron la presidenta Alejandra Mas, los intendentes y dirigentes provinciales, como la mandamás del bloque legislativo, María Martini. Existió ausencia nacional, con la resistencia del senador Martín Doñate al encuentro, pues entendía que no era oportuno esa discusión.

Cuatro meses después, el camino propuesto no se concretó, empezando por la constitución de la comisión política. Esa carencia se hace evidente cuando el peronismo se introduce en una disputa para el 2023, que se abrió con la pretensión de “un gran frente anti-neoliberalismo” que llega hasta un extravagante acuerdo con el ex gobernador Alberto Weretilneck y JSRN.

Este destino está impulsado por Doñate, con un despliegue que empezó en charlas con intendentes, que son sus enlaces en Río Negro. Ellos se dividen entre quienes creen y descreen de ese escape electoral, con el riesgo de un mayor quiebre peronista.

La presidenta del PJ no tiene respuesta y clausuró el diálogo, salvo con algunos intendentes. Evita la presión para convocar al partido y demora el análisis orgánico. Coincide con Doñate. En eso, por lo menos, por ahora.

El primer núcleo de censura está en el bloque. Hace algunas semanas, Martini ya hizo un reclamo público. «Debemos abandonar esta ralentización» del PJ y pidió un «pronto llamado» porque «nos debemos un amplio debate en el seno partidario. El 2023 está a la vuelta de la esquina», alertó.
Con otro tono, el roquense José Luis Berros entendió que 2no hay conducción clara».

Días atrás, Alejandro Marinao se cruzó con Mas y le insistió con la reunión del Consejo del PJ. Ella le replicó con llamar también al Congreso. Fue una contestación en línea con quienes entienden que la acción debe comprometer además al sorismo, exponiendo la inercia del cuerpo partidario que preside Martín Soria.

«Vos también estás en la mesa del Congreso», contestó Marinao. Nadie está liberado. El mando del PJ, que lidera Mas, se integra con intendentes, entre ellos, la roquense María Emilia Soria.

No hay, en conclusión, cónclave partidario programado. Así, se anticipa que surgirá un pedido formal de convocatoria.

«Será más pronto que tarde», dice un miembro del Consejo, quitándole urgencia al momento.

El martes, Doñate llegó a Lamarque para entregar de herramientas a emprendedores. Mas habló con el senador, acompañado por el intendente anfitrión Sergio Hernández y el legislador Daniel Belloso. La estrategia suscrita: postergar más la reunión del Consejo y, en cambio, priorizar visitas a las unidades básicas, aprovechando las asunciones de sus autoridades e indagar a los peronistas sobre la idea de l frente anti-neoliberalismo, con radicales y JSRN.

Los detractores potencian sus rechazos. Invalidan el fundamento de que «no hay candidato» y pregonan con «la historia y la militancia» para salir a «construir un proyecto político». Idean un Frente mayor donde el PJ tenga participación, pero «siempre desde la fortaleza, nunca desde su debilidad». Para ellos, es posible aún revertir la actual endeblez. Los otros niegan esa recuperación , visualizan un marco peor y moldean un futuro compartido con el oficialismo.


El Frente Renovador monitorea el proceso y se muestra bien “flexible”


El Frente Renovador rionegrino tiene su dinámica y monitorea el proceso político.

Esa fuerza, anclada en el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, tiene pendiente su organicidad en Río Negro.

El barilochense Claudio Thieck -delegado de la Comisión Reguladora de Transporte- cumple con esa tarea y, además, plantea una estrategia.

Nicolás Rochas, Luis Albreiu y Alejandro Ramos Mejia crearon la bancada del FP cuando el año pasado dejaron el FdT y se alinearon con Massa. Definen sus planes, que -según lo que se sabe- no se parecen en nada a los de Thieck.

En el último tiempo, el bloque coincidió con el oficialismo. Incluso, Rochas, que preside el grupo, se ubicó en el Consejo de la Magistratura mayor, a partir de una cesión forzada de JSRN, que preveía posicionarlo pero a costa de un consejero menos del FdT. La concesión oficial partió de la gobernadora Carreras.

En la última semana, Albreiu resaltó que la irrupción de Aníbal Tortoriello que «obliga a Weretilneck, que ha demostrado una muñeca política sorprendente, a salir de la comodidad y buscar alternativas que sumen». Consultado sobre la posibilidad de un acuerdo del FR con JSRN, el reginense no lo descartó porque «el FR -agregó- tiene una postura mas flexible” que la del FdT, recordando que la salida de ese bloque estuvo motivada en que la «única estrategia era la confrontación con el gobierno».

El legislador, que trabaja en su candidatura para volver al municipio de Regina, no cierra caminos. Ya tenía diálogos con su par macrista, Juan Martín, y el martes -al otro día de aquellos dichos radiales- Albrieu se encontró con Tortoriello «en la YPF de Chichinales». Se sacaron una foto, que difundió el cipoleño.

Luego, el peronista habló con La Comuna de Regina de un encuentro casual. «Lo fuí a saludar y Tortoriello me pidió una foto. Después se habló de otra alianza. Ninguna de las dos cosas son ciertas. No hay charlas serias, pero son posibles en el futuro. Esto es política». Ratificó aquella afirmación de la manifiesta flexibilidad del FR.

Albreiu-Tortoriello, en “la YPF de Chichinales”. Foto: gentileza.

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
En Río Negro un peronismo “ralentizado” pugna por su proyecto para el 2023